SALVIS

ABBOTT

Analgésico antiinflamatorio con protector gástrico.

Composición.

Cada comprimido con recubrimiento entérico contiene: Naproxeno 500 mg; Esomeprazol (como Magnesio trihidrato) 20 mg. Excipientes: Lactosa Monohidrato, Crospovidona, Povídona K-30, Manitol, Croscarmelosa Sódica, Copovidona, Magnesio Hidroxicarbonato, Óxido de Magnesio, Laurilsulfato de Sodio, Almidón Pregelatinizado, Celulosa Microcristalina PH 200, Dióxido de Silicio Coloidal, Talco, Estearato de Magnesio, Ca-Polímero Ácido Metacrilico-Etilacrilato, Dióxido de Titanio, Trietilcitrato, Hipromelosa, Glicerol Triacetato.

Indicaciones.

Está indicado para aliviar los signos y síntomas de la artrosis, la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante y para reducir el riesgo de desarrollar úlceras gástricas en los pacientes tratados con antiinflamatorios no esteroides (AINEs).

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiado a su caso particular, no obstante, la dosis usual recomendada es: Adultos: La dosis recomendada es de 1 comprimido dos veces al día. Pacientes de edad avanzada ( > 65 años): Los estudios indican que, aunque la concentración plasmática total de naproxeno no cambia en los pacientes de edad avanzada, pero sí aumenta la fracción libre. Debe tenerse precaución si se requieren dosis elevadas y puede ser necesario ajustar ligeramente la posología en los ancianos. Al igual que sucede con otros medicamentos utilizados en este grupo etario, debe emplearse la dosis mínima que sea eficaz. Pacientes pediátricos: La seguridad y eficacia de este producto no se ha establecido en niños y adolescentes menores de 18 años. Pacientes con insuficiencia renal: No se recomienda usar productos que contienen naproxeno en pacientes con insuficiencia renal moderada a grave o grave (clearance de creatinina < 30 mL/min). Pacientes con insuficiencia hepática: En pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada este producto debe utilizarse con precaución e instaurarse una supervisión estricta. Debe considerarse la posibilidad de reducir la dosis diaria del medicamento, basados en la dosis de naproxeno. Este producto está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave. Tratamiento: Este medicamento se administra vía oral. Se recomienda que los comprimidos sean tomados por lo menos 30 minutos antes de las comidas. Los comprimidos se deben tomar enteros con un vaso de agua. No deben ser masticados, triturados, partidos o disueltos. Cumpla estrictamente el tratamiento; no use más cantidad, con mayor frecuencia ni durante más tiempo que lo prescrito por su médico. Si Ud. olvida una dosis, adminístrela lo antes posible; no lo haga si falta poco tiempo para la dosis siguiente y siga la pauta regular de dosificación. No duplique la dosis.

Contraindicaciones.

Si Ud. sufre alguna enfermedad, debe consultar al médico antes de utilizar este medicamento. No usar en los siguientes casos: Antecedentes de hipersensibilidad a naproxeno, esomeprazol magnésico a los bencimidazoles sustituidos o a cualquiera de los componentes de la formulación. Hipersensibilidad debido a la potencial hipersensibilidad cruzada con otros AINEs, no deben administrarse a pacientes que han sufrido síntomas de asma, rinitis, urticaria, pólipos nasales, angioedema, broncoespasmo y otros síntomas o reacciones alérgicas o anafilactoídeas asociadas a ácido acetilsalicílico u otro AINE. En casos raros se han presentado reacciones anafilácticas fatales y asmáticas severas. Tras el uso de esomeprazol se han notificado reacciones de hipersensibilidad, por ejemplo edema angioneurótico y reacción o shock anafiláctico. Para el tratamiento del dolor perioperatorio en el contexto de la revascularización coronaria por puenteo vascular. Durante la última fase del embarazo. No se debe usar AINEs con excepción de Ácido Acetilsalicílico en el período inmediato a una cirugía de by-pass coronario.

Reacciones adversas.

No se alarme por esta lista de posibles reacciones adversas, ya que aquellas de carácter más grave sólo se producen en raras ocasiones. Dolor de cabeza, sensación de cansancio, sensación de sed, sensación de depresión, sensación de falta de aliento, aumento de la sudoración, picor de la piel y erupción cutánea, sensación de que todo da vueltas (vértigo), marcas de color rojo o morado, hematomas o manchas en la piel, náuseas o vómitos, sensación de palpitaciones del corazón, alteración del sueño o problemas para dormir (insomnio), problemas de audición como zumbidos en los oídos, mareo, sensación de somnolencia o sensación de mareo, hinchazón de las manos, los pies y los tobillos (edema), inflamación dentro de la boca, dolor o úlceras en la boca, problemas de vista como visión borrosa, conjuntivitis o dolor de ojos, diarrea, dolor de estómago, acidez, indigestión, estreñimiento, eructos o gases (flatulencia). Bajos niveles de magnesio en el cuerpo. Este problema puede ser grave. Niveles bajos de magnesio pueden ocurrir en algunas personas que toman un medicamento inhibidor de la bomba de protones durante al menos 3 meses. Los niveles bajos de magnesio ocurren por lo general después de un año de tratamiento. Usted puede o no tener síntomas de niveles bajos de magnesio. Consulte a su médico si ocurre cualquier efecto adverso que sea persistente, molesto o severo, haya sido o no mencionado anteriormente. Su médico puede verificar el nivel de magnesio en el cuerpo antes de empezar a tomar Salvis, durante el tratamiento, o si usted va a tomar Salvis durante un largo periodo de tiempo.

Sobredosificación.

Cualquier medicamento tomado en exceso puede ocasionar serias consecuencias. Si Ud. sospecha que ha ocurrido una posible sobredosis, solicite atención médica inmediatamente.

Presentación.

Estuche 12 comprimidos con recubrimiento entérico.

¿Qué es P.R.Vademécum?