METFORMINA CLORHIDRATO

MINTLAB

Hipoglucemiante oral.

Composición.

Cada comprimido contiene: Metformina Clorhidrato 850 mg. Excipientes: Almidón de Maíz, Celulosa Microcristalina, Povidona, Metilparabeno, Propilparabeno, Talco Purificado, Almidón Glicolato de Sodio, Dióxido de Silicio Coloidal, Estearato de Magnesio.

Indicaciones.

Tratamiento de la diabetes mellitus no dependiente de Insulina en pacientes cuya hiperglicemia no puede ser controlada sólo con dieta, ejercicio o reducción de peso, o cuando la terapia insulínica no se necesita o no es practicable. Se usa como monoterapia o en combinación con sulfonilureas en pacientes con diabetes mellitus tipo II cuando estas no alcanzan un adecuado control de la glicemia. Como coadyuvante en terapia insulínica en pacientes tipo I, diabetes inestables, diabetes insulinorresistentes.

Dosificación.

Rango y frecuencia: El Médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento a su caso particular. No obstante, la dosis usual recomendada para comprimidos de 850 mg de mantenimiento es de 1 comprimido 1 a 2 veces al día con las comidas. De ser necesario aumentar la dosis, puede administrarse hasta 850 mg 3 veces al día con las comidas, los aumentos de dosis con comprimidos de 850 mg, deben hacerse en incrementos de un comprimido cada dos semanas, en dosis divididas, hasta un máximo de 2,55 g por día. Consejo de cómo administrarlo: Se recomienda que ingiera el medicamento junto con las comidas para evitar la irritación estomacal. No tome más ni menos medicamento que el indicado por su médico. Uso prolongado: Tal vez usted tenga que tomar toda su vida este medicamento, si es su caso debe visitar a su Médico en forma periódica y controlarse los niveles de azúcar en la sangre y orina. Estos exámenes son importantes para que el Médico ajuste la dosis que a usted le corresponde. Use este medicamento sólo en la frecuencia y cantidad señalada por su Médico. Forma de Administración: Vía de administración: Oral.

Contraindicaciones.

Cuando exista insuficiencia renal o disfunción renal (aclaración de creatinina < 60 mL/min).

Reacciones adversas.

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse debe acudir en forma inmediata al Médico, estos son: diarreas, dificultad para respirar, dolor o calambres musculares, mareos, debilidad, somnolencia, sensación de ansiedad, visión borrosa, confusión, piel pálida y fría, dificultad de concentración, dolor de cabeza, náuseas, nerviosismo. Desórdenes de metabolismo y nutrición: Muy raro: disminución de la vitamina B12 con reducción de los niveles séricos durante el uso a largo plazo de metformina. Se recomienda la consideración de dicha etiología si el paciente presenta anemia megaloblástica. Desórdenes del Sistema Nervioso: Trastornos del sabor. Desórdenes hepatobiliares: Muy raros: anormalidades en los ensayos de función hepática o hepatitis que requiere de la discontinuación del tratamiento. Otros efectos: pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales desaparecen durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo, consulte a su Médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: gas, cambios en la sensación del sabor, dolor de cabeza, pérdida del apetito, náuseas, dolor de estómago, vómitos, pérdida de peso.

Precauciones.

Mayores de 60 años: Estos pacientes son más sensibles a los efectos adversos del medicamento si presentan alguna enfermedad que afecte a sus riñones, si este es el caso su Médico debe ir evaluando cuidadosamente la dosis a administrar. Consumo de Alcohol: Evite el consumo de Alcohol, ya que puede producirse una baja severa de los niveles de azúcar en la sangre. Embarazo: No se recomienda el uso de este medicamento durante el embarazo, se prefiere la insulina. En el caso de sufrir Diabetes producida por el embarazo, no debe tomar medicamentos, ya que se controla sólo con una dieta adecuada. Lactancia: Este medicamento pasa a la leche materna, pero no se han observado efectos adversos en los lactantes; no obstante, debe discutir con su Médico la conveniencia de usar este medicamento o de suprimir la lactancia. Lactantes y niños: No debe utilizar este medicamento para tratar la Diabetes Juvenil. Precauciones especiales: Debe controlarse periódicamente los niveles de Glucosa en la sangre y orina mientras se esté en tratamiento con Metformina. Es conveniente llevar siempre una identificación en el que se indique que es diabético y los medicamentos que toma. Mientras esté usando este medicamento, tome abundante líquido para que pueda orinar más. Esto ayuda en el buen funcionamiento y prevención de problemas en sus riñones. El uso de este medicamento no le permite abandonar la dieta o el ejercicio que haya sido recomendado por su Médico. Usted no debe tomar este medicamento en los siguientes casos: Si ha presentado síntomas de alergia a Metformina. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación. Si padece de Diabetes Mellitus Juvenil (insulina dependiente o tipo I) o en Diabetes complicadas con acidosis.

Interacciones.

Medicamentos: Usted debe informar a su Médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: Amilorida, Amlodipino, Diltiazem, Flunarizina, Nifedipino, Verapamilo, Cimetidina, Digoxina, Furosemida, Morfina, Procainamida, Quinidina, Ranitidina, Triamtereno, Trimetoprima, Vancomicina. Enfermedades: Usted debe consultar a su Médico, antes de tomar cualquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece de cetoacidosis, quemaduras severas, deshidratación, coma diabético, diarrea severa, fiebre alta, infecciones severas, estrés severo, problemas intestinales, disminución en el vaciamiento del estómago, vómitos, hipotiroidismo, o hipertiroidismo.

Conservación.

Manténgase fuera del alcance de los niños, en su envase original, protegido del calor, luz y humedad, a no más de 25°C. No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

Sobredosificación.

Los síntomas de sobredosis corresponden a una intensificación de los efectos adversos descritos, tales como: diarrea, dificultad para respirar, dolor o calambres musculares, mareos, debilidad, somnolencia, sensación de ansiedad, visión borrosa, confusión, piel pálida y fría, dificultad de concentración, dolor de cabeza, náuseas, nerviosismo. Debe recurrir a un Centro Asistencial para evaluar la gravedad de la intoxicación y tratarla adecuadamente, llevando el envase del medicamento que se ha tomado.

Presentación.

Envase con 1000 comprimidos.

¿Qué es P.R.Vademécum?