METAMIZOL SODICO MONOHIDRATO CHILE LAB

CHILE LAB.

Comprimidos 300 mg

Analgésico - Antipirético.

Composición.

Cada comprimido contiene: Metamizol Sódico 300 mg (monohidrato Dipirona). Excipientes: Polividona, magnesio estearato, talco, lactosa monohidrato, dióxido de silicio coloidal.

Indicaciones.

Está indicado para el tratamiento sintomático de estados dolorosos leves a moderados y estados febriles.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular. No obstante, la dosis usual recomendada es: Rango y frecuencia: Adultos: 3 a 8 comprimidos al día, cada 6 u 8 horas. Sin superar los 3 g al día. Niños: 7 a 25 mg por kilogramo de peso, sin superar los 40 mg por kilogramo al día. Uso prolongado: No debe utilizar este medicamento durante un período prolongado o en altas dosis, a menos que su médico lo haya indicado. Si su médico le indicó su uso por un período de tiempo prolongado, debe realizarse en forma periódica exámenes de sangre para descartar un posible riesgo hematológico. Modo de empleo: Administración oral.

Contraindicaciones.

En pacientes hipersensibles a Metamizol Sódico o a derivados pirazolónicos. En pacientes con historial de discracias sanguíneas o que presenten depresión de médula ósea. En pacientes que reciben Clorpromazina, por riesgo de hipotermia grave. La administración concomitante está contraindicada.

Reacciones adversas.

Los efectos secundarios más importantes son de hipersensibilidad. Se han descrito lesiones de las células hemáticas (agranulocitosis principalmente, leucopenia, trombocitopenia, anemia aplásica, anemia hemolítica) shock anafiláctico. Pueden presentarse, además, edemas faciales, prurito, taquicardia. El efecto adverso más importante, es la agranulocitosis, la cual se manifiesta por fiebre alta, escalofríos intensos, cefalea, mialgia, artralgia y un descenso repentino del número total de leucocitos. Este efecto puede ser fatal.

Efectos indeseables.

Pueden presentarse reacciones como náuseas, vómitos, irritación gástrica, diaforesis, broncoespasmos, somnolencia, fatiga y cefaleas, además de erupciones cutáneas.

Precauciones.

Consumo de alcohol: No debe consumir alcohol mientras se encuentre en tratamiento con metamizol sódico, ya que este puede aumentar los efectos del alcohol. Embarazo: Este medicamento puede causar daño al feto, usted debe consultar al médico, antes de usar este medicamento si está embarazada. Lactancia: Debe consultar al médico antes de usar este medicamento si está amamantando. Lactantes y niños: No debe usar metamizol sódico en niños menores de 3 meses o que pesen menos de 5 kilogramos, a menos que su médico lo indique. En el caso de los supositorios, no debe utilizarlos en niños menores de 3 años, a menos que su médico lo indique. Precauciones especiales: Debe avisar a su médico si presenta síntomas como fiebre y ulceraciones bucales. No debe administrarse metamizol sódico inyectable aquellas personas que sufre de hipotensión.

Advertencias.

Debe discontinuarse la administración de Metamizol Sódico si hay evidencia de cualquier alteración del recuento sanguíneo o signos de agranulocitosis. Metamizol Sódico puede agravar la tendencia a hemorragias o a la deficiencia de protrombina.

Interacciones.

Clorpromazina, el uso concomitante puede resultar en hipotermia severa. Uso conjunto de Metamizol Sódico con: Litio y/o metotrexato puede provocar una elevación de los niveles plasmáticos de estos medicamentos.

Conservación.

Mantener lejos del alcance de los niños. Mantener en su envase original, protegido del calor, la luz y la humedad. No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. No repita el tratamiento sin indicación médica. No recomiende este medicamento a otra persona.

Sobredosificación.

Una sobredosis por Metamizol Sódico se caracteriza por la aparición de ciertos síntomas como son: náuseas, vómitos, dolor epigástrico y ulceración de la mucosa gástrica. También pueden presentarse otros síntomas como tinnitus, pérdida de audición, hipotensión, ataxia, letargo, estupor y coma. El tratamiento consiste en proporcionar una adecuada oxigenación y ventilación al paciente y reponer fluidos en caso de hipotensión. Se indica lavado gástrico en caso que la ingestión haya sido reciente o en caso de pacientes comatosos con riesgo de convulsiones.

Presentación.

Comprimidos 300 mg.

METAMIZOL SODICO MONOHIDRATO CHILE LAB

CHILE LAB.

Solución inyectable 1 g/2 ml

Analgésico - Antipirético.

Composición.

Cada ampolla con solución inyectable contiene: Metamizol sódico monohidrato 1 g (Dipirona). Excipientes: Alcohol bencílico, metabisulfito de sodio, agua para inyectables.

Indicaciones.

Como analgésicos para aliviar dolores intensos o medianos como dolores musculares causados por traumatismo, esguinces, luxaciones, neuralgias. Dolores del postoperatorio o dolores viscerales (cólicos).

Dosificación.

Vía de administración: Intramuscular profundo. El médico debe indicar la posología y el tipo de tratamiento adecuado a su caso en particular, no obstante la dosis usual recomendada es: Niños: 7 a 25 mg/kg/peso, sin superar los 40mg/kg/día. Adultos: 1 a 3 ampollas al día, cada 6 a 8 horas. Sin superar los 3 g por día.

Contraindicaciones.

Antecedentes de hipersensibilidad a Metamizol o derivados pirazolónicos tales como isopropilaminofenazona, propifenazona, fenazona o fenilbutazona. Pacientes con historial de discracias sanguíneas o que presenten depresión de médula ósea. Pacientes que reciben clorpromazina, por riesgo de hipotermia grave.

Reacciones adversas.

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Cualquier medicamento puede producir efectos no deseados especialmente si se toman por un período prolongado de tiempo y/o en dosis grandes. Efectos que normalmente no requieren atención médica: Naúsea, vómitos y mareos. Efectos que normalmente requieren atención médica: Reacciones de hipersensibilidad, escalofríos, fiebre, ulceraciones de la boca, dolor de garganta que puede indicar alteración sanguínea, crisis de asma en personas sensibles al ácido acetilsalicílico.

Advertencias.

No tome este medicamento si usted es alérgico a este medicamento o a alguno de sus componentes. No tome este medicamento sin antes consultar al farmacéutico, si usted presenta alguna alergia, ya sea a este u otro medicamento, colorante, edulcorante o saborizante. La solución inyectable debe emplearse solamente cuando no es posible utilizar la vía enteral o rectal. Aplicarla lentamente para evitar una caída de la presión sanguínea. No administrar dosis mayores a las recomendadas ni usar por períodos largos sin control médico. Este medicamento contiene alcohol bencílico, no usar en neonatos. Precaución en pacientes con anemia, asma, hipotensión o enfermedad cardíaca. Precaución en pacientes con insuficiencia hepática o renal. Precaución en pacientes con úlcera péptica, porfiria, o déficit de glucosa-6-fosfato hidrogenasa. Debido a posibles incompatibilidades no debe mezclarse en la jeringa con otros medicamentos. El enrojecimiento ocasional de la orina carece de importancia. En caso de embarazo o lactancia administrarse sólo en caso de que los beneficios superan los riesgos posibles hacia el feto o lactante. En tratamientos largos, realizar recuentos sanguíneos.

Interacciones.

Clorpromazina: Puede producir hipotermina grave. Litio, Metotrexato: Puede provocar elevación de los niveles plasmáticos de estos medicamentos. Cafeína: Puede producir palpitaciones. Alcohol: Se pueden potenciar el efecto tóxico.

Conservación.

Mantener en su envase original; protegido del calor y fuera del alcance de los niños. No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. No repita el tratamiento sin indicación médica. No recomiende este medicamento a otra persona.

Sobredosificación.

En caso de sobredosis o sospecha de ella, traslade al paciente inmediatamente a un centro asistencial, llevando el presente instructivo. Al presentarse los primeros síntomas (sudoración, naúseas, cianosis), se interrumpirá la inyección. Aparte de las medidas de urgencia habituales, mantener la cabeza y la parte superior del cuerpo en posición baja, procurando mantener libres las vías respiratorias. Medidas de urgencia: Administrar inmediatamente epinefrina I.V. Después de diluir 1 ml de una solución comercial de epinefrina al 1:1000 hasta 10 ml, se inyecta primero lentamente, 1 ml de esta solución, controlando el pulso y la presión arterial. La administración de Epinefrina puede repetirse. A continuación se puede administrar glucocorticoides I.V. (por ej. 250 a 1000 mg de metilprednisolona).

Presentación.

Solución inyectable 1 g/2 mL.

METAMIZOL SODICO MONOHIDRATO CHILE LAB

CHILE LAB.

Supositorios 250 mg

Analgésico-Antipirético.

Composición.

Cada supositorio contiene: Metamizol sódico monohidrato 250 mg. Excipientes: Masa para supositorios.

Indicaciones.

Este medicamento está indicado en el tratamiento de estados dolorosos leves a moderados y estados febriles.

Dosificación.

Administración (rectal): Rango y frecuencia: Adultos: 3 a 8 supositorios al día, cada 8 o 12 horas, sin superar los 3 g al día. No administrar a niños menores de 12 años sin consultar la dosis al médico. Uso prolongado: No debe utilizar este medicamento durante un período prolongado o en altas dosis, a menos que su médico lo haya indicado. Si su médico le indicó su uso por un período de tiempo prolongado, debe realizarse en forma periódica, exámenes de sangre para descartar un posible riesgo hematológico.

Contraindicaciones.

Si ha presentado síntomas de alergia a metamizol sódico, isopropilaminofenazona, propifenazona, fenazona, fenilbutazona o a ácido acetilsalicílico (aspirina). Si ha presentado síntomas de alergia a alguno de los excipientes de la formulación. Si padece de porfiria hepática o déficit congénito de glucosa-6-fosfato-dehidrogenasa.

Reacciones adversas.

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse debe acudir en forma inmediata al médico: fiebre, ulceraciones bucales, anales o genitales, fiebre, escalofríos, dolor de garganta, molestias para tragar, sudor frío, vértigo, náusea, pérdida del color de la piel, dificultad para respirar que incluyen disnea, cianosis y paro respiratorio, inflamación de la cara, prurito, taquicardia, erupciones de color violeta en la piel. Otros efectos: Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo consulte a su médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: orina de color rojizo.

Precauciones.

Consumo de alcohol: No debe consumir alcohol mientras se encuentre en tratamiento con metamizol sódico, ya que este puede aumentar los efectos del alcohol. Embarazo: Este medicamento puede causar daño al feto, usted debe consultar al médico, antes de usar este medicamento si está embarazada. Lactancia: Debe consultar al médico antes de usar este medicamento si está amamantando. Precauciones especiales: Debe avisar a su médico si presenta síntomas como fiebre y ulceraciones bucales.

Interacciones.

Medicamentos: Usted debe consultar con el farmacéutico la conveniencia de usar este medicamento, si está tomando otros, particularmente: clorpromazina, ciclosporina, fenilbutazona, warfarina, quinidina, alcohol. Enfermedades: Usted debe consultar a su médico, antes de tomar cualquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece de asma, taquiarritmias, glaucoma, hipertrofia prostática, megacolon, agranulocitosis. Exámenes de laboratorio: Metamizol sódico puede alterar los resultados de exámenes de glucosa en orina, por lo que debe avisar que se encuentra tomando este medicamento antes de practicarse el examen.

Conservación.

Mantener en su envase original, protegido del calor y fuera del alcance de los niños. No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. No recomiende este medicamento a otra persona.

Sobredosificación.

Los síntomas de sobredosis corresponden a una intensificación de los efectos adversos descritos, tales como: escalofríos, vértigo, náuseas, disminución en la frecuencia para orinar. Debe recurrir a un centro asistencial para evaluar la gravedad de la intoxicación y tratarla adecuadamente, llevando el envase del medicamento que se ha administrado.

Presentación.

Supositorios 250 mg.

¿Qué es P.R.Vademécum?