HIPREX® 50 MG

CHILE LAB.

Diurético.

Composición.

Clortalidona 50 mg.

Indicaciones.

Hiprex Comprimidos 50 mg es una medicación que contiene la sustancia activa clortalidona. La clortalidona pertenece a un grupo de medicamentos denominados diuréticos. Funciona incrementando la cantidad de orina que producen sus riñones. Al igual que la mayoría de los medicamentos Hiprex Comprimidos 50 mg contiene otras sustancias además de su sustancia activa. Si Ud. está recibiendo una dieta especial o es alérgico a algún medicamento, su médico le indicará qué medicación no debe tomar. ¿Cómo funciona Hiprex Comprimidos 50 mg? La clortalidona es un diurético que disminuye la cantidad de sal y agua en el organismo por aumento de la cantidad de orina. Con su uso prolongado, este efecto es útil para reducir y controlar la presión sanguínea. Debido a que los diuréticos, incluida la clortalidona, reducen la excreción de calcio, han sido utilizados para prevenir la formación de cálculos renales recurrentes de oxalato de calcio. Puede también ser utilizada para otros cuadros, según sea determinado por su médico. ¿Para qué se utiliza Hiprex Comprimidos 50 mg? Se utiliza comúnmente para disminuir la presión sanguínea elevada (hipertensión). La presión sanguínea elevada incrementa el trabajo del corazón y las arterias. Si dicho proceso continúa durante un tiempo prolongado, puede dañar los vasos sanguíneos del cerebro, el corazón y los riñones, conduciendo a accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca o insuficiencia renal. La presión sanguínea elevada, incrementa el riesgo de ataques cardíacos. La reducción de su presión sanguínea a valores normales, reduce el riesgo de desarrollo de estos trastornos. Si usted tiene alguna duda acerca de cómo funciona Hiprex Comprimidos 50 mg o por qué se le ha recetado este medicamento, consulte a su médico.

Dosificación.

Con frecuencia, los pacientes con presión sanguínea elevada no perciben signo alguno de su problema. Muchos pueden incluso sentirse bien. Por este motivo es muy importante que usted tome su medicación según lo ha indicado su médico y respete sus citas con él, aun si se sienta bien. Recuerde que esta medicación no curará su presión sanguínea elevada, pero ayudará a controlarla. En consecuencia, si desea disminuir su presión sanguínea y mantenerla baja, usted debe continuar tomando la medicación como lo indicó su médico. Siga atentamente las instrucciones de su médico. No exceda la dosis recomendada. Cuánto debo tomar: Su médico le dirá exactamente cuánto tomar. Su médico le prescribirá la menor dosis posible que se adapte a sus necesidades. Por favor, siga las instrucciones de su médico. El tratamiento se inicia con la dosis más baja (la mitad de un comprimido o un comprimido entero) y se incrementa gradualmente. Presión arterial elevada: La dosis diaria habitual oscila desde 12,5 mg hasta 50 mg. La dosis diaria habitual de inicio de 12,5 mg (un cuarto de comprimido) o 25 mg (medio comprimido). En la mayoría de los pacientes la máxima reducción de la presión arterial se alcanza generalmente con 25 mg/día. Dependiendo de cómo su cuerpo responde al tratamiento, su médico puede darle una dosis más alta o más baja, o puede pedirle que tome otros medicamentos utilizados para disminuir la presión arterial junto con Hiprex Comprimidos 50 mg. Cuándo tomar Hiprex Comprimidos 50 mg: Tomar Hiprex Comprimidos 50 mg todos los días a la misma hora le ayudará a recordar cuándo debe tomar su medicamento. Cómo tomar Hiprex Comprimidos 50 mg: Normalmente usted debería tomar los comprimidos junto con líquido a la hora de comer preferentemente por la mañana. Tome el comprimido con un vaso con agua. Durante el tratamiento con Hiprex Comprimidos 50 mg se recomienda una dieta rica en potasio (frutas y vegetales); una dieta estricta baja en sal no es aconsejable. Cuánto tiempo tomar Hiprex Comprimidos 50 mg: Algunos pacientes deben tomar medicamentos para controlar la presión arterial alta por el resto de sus vidas. Le ayudará a acordarse de tomar su medicamento si intenta adquirir el hábito de tomarlo todos los días a la misma hora. Continúe tomando Hiprex Comprimidos 50 mg como su médico se lo indique: Su médico le realizará controles periódicos para comprobar que el tratamiento esté ejerciendo el efecto deseado (ver "Controles durante el tratamiento con Hiprex Comprimidos 50 mg"). Si tiene alguna pregunta acerca de cuánto tiempo debe tomar Hiprex Comprimidos 50 mg consulte a su médico o farmacéutico. Si olvida tomar Hiprex Comprimidos 50 mg: Si usted pierde una dosis de esta medicación, tome la dosis perdida tan pronto como le se posible. Si ya casi es la hora de la próxima dosis, sáltese la dosis perdida y tome la siguiente en su horario usual. No duplique las dosis. Si toma más Hiprex Comprimidos 50 mg del indicado: Si accidentalmente toma demasiados comprimidos de Hiprex Comprimidos 50 mg o alguien accidentalmente ingiere sus comprimidos, contacte a su médico u hospital de inmediato. Muéstreles la caja de Hiprex Comprimidos 50 mg. Puede que requiera tratamiento médico. En caso de sobredosificación pueden presentarse los siguientes síntomas: mareos severos, desmayo, coma o colapso; náuseas; ritmo cardíaco irregular; cansancio inusual, debilidad o calambres musculares. Si deja de tomar Hiprex Comprimidos 50 mg: No deje de tomar Hiprex Comprimidos 50 mg a menos que su médico se lo indique. La interrupción del tratamiento con Clortalidona puede empeorar su enfermedad (ver Cuánto tiempo tomar Hiprex Comprimidos 50 mg). Controles durante el tratamiento con Hiprex Comprimidos 50 mg: Es importante que su médico controle su evolución en visitas regulares, a fin de asegurar que esta medicación está actuando de manera apropiada. Es posible que deba realizarse análisis de sangre regulares antes y durante su tratamiento con Hiprex Comprimidos 50 mg. A menudo será necesario medir la cantidad de electrólitos (como potasio, sodio, calcio o magnesio) en la sangre, lo cual permitirá también vigilar su función renal, en particular si usted tiene más de 65 años de edad, si presenta ciertas enfermedades cardíacas, hepáticas o renales o si está recibiendo complementos de potasio. Su médico puede también evaluar regularmente si su presión arterial se encuentra bajo control. Su médico lo asesorará al respecto.

Contraindicaciones.

Usted sólo debe tomar Hiprex Comprimidos 50 mg después de un examen médico. Hiprex Comprimidos 50 mg no es adecuado para todos los pacientes. Siga atentamente todas las indicaciones de su médico. Pueden diferir de la información general contenida en este prospecto. No tome Hiprex Comprimidos 50 mg: Si es alérgico (hipersensible) a la clortalidona o a otras drogas de estructura similar (sulfonamida-como el sulfametoxazol), o a otros componentes del fármaco (si usted no está seguro de cuáles drogas debe evitar, consulte a su médico). Si sufre de enfermedad renal severa, con incapacidad absoluta para orinar (anuria). Si está embarazada y ha recibido Hiprex Comprimidos 50 mg para tratar Ia hipertensión. Si se encuentra en alguno de estos casos, avise a su médico antes de tomar Hiprex Comprimidos 50 mg. Si usted piensa que puede ser alérgico, consulte con su médico. Tenga especial cuidado con Hiprex Comprimidos 50 mg: Si sufre de trastornos hepáticos o renales; diabetes (nivel elevado de azúcar en sangre); trastorno circulatorio o enfermedad cardíaca; o lupus eritematoso o antecedentes del mismo (posible signos son erupción facial, dolor de las articulaciones, trastornos musculares, fiebre). Si su médico le ha dicho que posee niveles bajos de potasio en sangre (con o sin síntoma como debilidad muscular, espasmos musculares, ritmo cardíaco anormal). Si su médico le ha dicho que tiene niveles bajos de sodio en la sangre (con o sin síntoma como cansancio, confusión, espasmos musculares, convulsiones). Si le han informado que tiene un nivel elevado de calcio en la sangre (con o sin síntomas como náuseas, vómitos, constipación, dolor estomacal, micción frecuente, sed, debilidad y espasmo musculares). Si el médico le ha dicho que tiene niveles elevados de ácido úrico en la sangre, o si alguna vez ha tenido otra (articulaciones hinchadas y doloridas) o cálculos renales. Si su médico le ha dicho que posee niveles elevados de colesterol en sangre. Si sufre de episodios severos o prolongados de vómito o diarrea. Si experimenta disminución de la visión o dolor ocular. Podrían ser síntomas de un aumento de la presión en los ojos y pueden ocurrir después de horas o semanas del inicio del tratamiento con Hiprex Comprimidos 50 mg. Si no es tratado, puede derivar en un daño de la vista. Si sufre de alergia o asma. Si se encuentra en alguno de estos casos, avise a su médico antes de tomar Hiprex Comprimidos 50 mg. Si tiene alguno de estos síntomas, avise a su médico a la brevedad. Además, si usted ya está recibiendo cualquier tipo de medicación infórmelo a su médico.

Reacciones adversas.

Al igual que con todas las medicaciones, los pacientes que toman Hiprex Comprimidos 50 mg pueden experimentar ciertos efectos colaterales además de sus efectos beneficiosos, aunque no todas las personas se ven afectadas. La mayoría de los efectos indeseables son leves a moderados, y generalmente desaparecen luego de unos pocos días a semanas de tratamiento. Usted podría no experimentar ninguno de ellos. Si bien no todos estos efectos indeseados son frecuentes, en caso de ocurrir podrían requerir atención médica. Algunos efectos colaterales pueden ser graves y necesitar atención médica inmediata. Erupción cutánea con o sin dificultad para respirar (posibles signos de una reacción de hipersensibilidad). Dificultad para respirar (signo de edema pulmonar). Erupción, manchas de color rojo púrpura, fiebre, picazón (posibles signos de vasculitis). Inflamación renal o vascular con o sin dolor, fiebre o dificultad para orinar; sangre en la orina. Aumento o disminución de la cantidad de orina, somnolencia, confusión, náuseas (nefritis tubulointersticial). Cansancio o debilidad inusuales, espasmos musculares, ritmo cardiaco anormal (posible signos de hipopotasemia). Cansancio inusual, confusión, contracciones musculares o convulsiones (posibles signos de hiponatremia). Confusión, cansancio, espasmos y contracciones musculares, respiración rápida (posibles signos de alcalosis hipoclorémica). Trastornos gastrointestinales, como náusea, vómitos, estreñimiento, dolor de estómago, frecuencia urinaria aumentada, sed, debilidad y contracciones musculares (posibles signos de hipercalcemia). Dolor severo en la zona superior del estómago con náuseas, vómitos o fiebre (posibles signos de pancreatitis). Vómitos o diarrea severos o persistentes. Ritmo cardíaco irregular (posible signo de arritmia). Sangrado o hematomas espontáneos (signos de trombocitopenia). Dolor de garganta, fiebre, mayor frecuencia de infecciones (posibles signos de agranulocitosis). Dolor de garganta, fiebre o úlceras bucales debidas a infecciones (posibles signos de leucopenia). Disminución de la visión o dolor ocular debido a presión elevada (posibles signos de glaucoma de ángulo estrecho). Si alguno de estos efectos lo afecta gravemente, póngase en contacto con su médico cuanto antes. Muchos efectos colaterales cesarán si usted tuviera que interrumpir el tratamiento. Consulte con su médico en caso de que cualquiera de los siguientes sea muy molesto o persistente. Algunos efectos colaterales son muy frecuentes: Estos efectos colaterales pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes. Nivel aumentado de ácido úrico en sangre (hiperuricemia). Niveles elevados de lípidos en sangre (hiperlipidemia). Su médico le realizará exámenes de sangre a menudo. Algunos efectos colaterales son frecuentes: Estos efectos colaterales pueden afectar entre 1 y 10 de cada 100 pacientes. Cansancio, confusión, contracciones musculares, convulsiones (posibles signos de niveles disminuidos de sodio en sangre, también conocido como hiponatremia). Niveles disminuidos de magnesio en sangre (hipomagnesemia). Niveles elevados de azúcar en sangre (hiperglucemia). Erupción con picazón u otras formas de erupción (urticaria). Mareos o desmayos cuando se incorpora desde la posición acostada o sentada (hipotensión ortostática); molestias gástricas; disminución del apetito; dificultad para lograr la erección (impotencia). Si alguno de estos efectos lo afecta de forma severa, póngase en contacto con su médico cuanto antes. Algunos efectos colaterales son raros: Estos efectos colaterales pueden afectar entre 1 y 10 de cada 10.000 pacientes. Niveles elevados de azúcar en la orina (glucosuria); control inadecuado de la diabetes mellitus. Color amarillo de los ojos o la piel (ictericia). Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o labios (parestesia). Visión borrosa (alteración de la capacidad visual). Cefalea; vómitos; náuseas; diarrea; dolor de estómago; constipación. Dolor en las articulaciones (signo de gota). Sensibilidad aumentada de la piel a la luz solar (fotosensibilidad). Si alguno de estos efectos lo afecta de forma severa, póngase en contacto con su médico cuanto antes. Si usted observa cualquier otro efecto colateral diferente a los mencionados, por favor informe a su médico o farmacéutico.

Presentación.

15 Comprimidos.

¿Qué es P.R.Vademécum?