RIMOX® SOLUCION ORAL

CHILE LAB.

Antipsicótico.

Composición.

Risperidona 1 mg/mL.

Indicaciones.

Tratamiento de alteraciones del comportamiento en pacientes con demencia. Como monoterapia o como tratamiento adyuvante para el tratamiento, a corto plazo, de la manía aguda. En el tratamiento sintomático de trastornos de conducta u otras conductas disruptivas en niños y adolescentes. Para el tratamiento sintomático de pacientes con autismo a partir de los 5 años. Esquizofrenia: Adultos y adolescentes mayores de 13 años de edad. Manía bipolar: niños mayores de 10 años y adolescentes.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: Para psicosis en adultos y adolescentes mayores de 15 años de edad: El tratamiento se inicia gradualmente. Por ejemplo: 2 mg el primer día y 4 mg el segundo día. A partir de entonces, la dosis puede mantenerse o ser adaptada si fuera necesario. Para tratamiento a largo plazo, la dosis es de 4 a 6 mg al día. Sin embargo, una dosis más baja puede ser suficiente. La cantidad total diaria puede ser tomada de una vez o dividida en dos tomas, una en la mañana y una en la tarde. Su doctor le dirá cuántos mL de solución debe tomar en su caso particular. Para psicosis en pacientes de edad avanzada: Se recomienda tomar la mitad de la dosis prescrita en adultos, dividida en dos tomas al día de 0,5 mg cada una. El medicamento se puede aumentar gradualmente de 1 a 2 mg dos veces al día. En tratamiento a largo plazo, la cantidad total diaria puede también tomarse de una sola vez. Su doctor le dirá cuántos comprimidos o cuántos ml de solución debe tomar en su caso particular. Para alteraciones del comportamiento en pacientes con demencia (sólo si el médico lo considera estrictamente necesario): Usualmente es suficiente con alrededor de un cuarto de la dosis prescrita en adultos. Se recomienda empezar con 0,5 mg al día dividido en dos tomas (es decir 0,25 mg cada vez). Esta dosis puede ser aumentada con incrementos de 0,5 mg por día, preferiblemente no más frecuentemente que día por medio. En tratamientos a largo plazo, la dosis usual es de 1 mg al día. Esta puede ser tomada de una vez o dividida en dos tomas (vale decir 0,5 mg por toma). Su doctor determinará cuál es la dosis adecuada en su situación particular, pero rara vez se requiere más de 2 mg al día como dosis total. Para esquizofrenia en adolescentes: Se recomienda una dosis inicial de 0,5 mg al día. Si es necesario, se puede ajustar gradualmente con una frecuencia de no más que día por medio, hasta una dosis total diaria de 3 mg. Por lo general, Risperidona es eficaz entre 1-6 mg. Para el tratamiento de alteraciones maníacas en adultos: Iniciar el tratamiento con 2 o 3 mg una vez al día. La dosis se puede aumentar a 1 mg como máximo pero no con una frecuencia mayor que día por medio. La mayoría de los pacientes sienten mejoría con dosis entre 1-6 mg. Para alteraciones maníacas en niños y adolescentes: Se inicia el tratamiento con 0,5 mg al día. La dosis 5 puede aumentar de 0,5 a 1 mg, pero no con una frecuencia mayor que día por medio, hasta 2,5 mg diarios. La dosis eficaz se encuentra entre 0,5-6 mg. Para conductas disruptivas en adultos: Personas con más de 50 kg de peso, se inicia con 0,5 mg al día; se aumenta de a 0,5 mg pero no con una frecuencia mayor a día por medio hasta 1,5 mg diario. Para personas que pesan menos de 50 kg, el tratamiento se inicia con 0,25 mg/día y se aumenta de a 0,25 mg pero no con una frecuencia mayor a día por medio. Las dosis más eficaces están entre 0,25-0,75 mg diarios. Niños y adolescentes con autismo: Para pacientes con menos de 20 kg de peso, se inicia el tratamiento con 0,25 mg al día. La dosis se aumenta de a 0,25 mg, comenzando el cuarto día de tratamiento. En el día 14, su médico podrá aumentar su dosis en 0,25 mg/día. El médico podrá aumentar la dosis total hasta 1,5 mg. Con niños de más de 20 kg de peso el tratamiento se inicia con 0,5 mg al día e incrementos de 0,5 mg desde el cuarto día de iniciado el tratamiento. En el día 14, la dosis podrá ser aumentada en 0,5 mg por día. La dosis máxima diaria no debe ser mayor de 2,5 mg si el peso está entre 20-45 kg o de 3,5 mg si el peso es mayor a 45 kilos. Pacientes con daño renal o hepático: Su médico le indicará su dosis de acuerdo a la funcionalidad de sus riñones e hígado.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad o alergia a la droga o a alguno de los excipientes. Embarazo y Lactancia.

Reacciones adversas.

Busque atención médica de emergencia si usted tiene alguno de estos síntomas de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de su cara, labios, lengua, o garganta. Llame a su médico de inmediato si usted tiene: movimientos musculares incontrolables en su cara (movimiento de la boca, labios, lengua, ojos o parpadeo, ceño fruncido); hinchazón y sensibilidad de las mamas (en los hombres o las mujeres), secreción por el pezón, impotencia, pérdida del interés en el sexo, períodos menstruales ausentes; reacción severa del sistema nervioso, músculos muy tiesos (rígidos), fiebre alta, sudoración, confusión, latidos cardíacos rápidos o desiguales, temblores, sensación de que se puede desmayar; niveles bajos de glóbulos blancos, debilidad o sensación de enfermedad repentina, fiebre, escalofríos, dolor de garganta, llagas en la boca, encías rojas o hinchadas, dificultad al tragar, llagas en la piel, síntomas del resfrío o de la gripe, tos, dificultad para respirar; niveles bajos de plaquetas en la sangre; moretones fáciles, sangrado inusual (nariz, boca, vagina, o recto), manchas debajo de Ia piel en forma de puntos morados o rojos; nivel alto de azúcar en la sangre; aumento de sed, aumento de querer orinar, hambre, boca seca, aliento con olor a fruta, somnolencia, piel seca, visión borrosa, pérdida de peso; erección del pene que duele o que dura 4 horas o más. Efectos secundarios comunes pueden incluir: dolor de cabeza; mareo, somnolencia, sensación de cansancio; temblores, movimientos espasmódicos o movimientos musculares incontrolables; agitación, ansiedad, sentirse inquieto; sentirse deprimido; boca seca, malestar estomacal, estreñimiento; ganancia de peso; o dolor en sus brazos o piernas. Embarazo y Lactancia: Dígale a su médico si usted está embarazada o planea quedar embarazada mientras está tomando risperidona o durante las siguientes 12 semanas después de dejar de usarlas. Tomar un medicamento antipsicótico durante Ios últimos 3 meses del embarazo puede causar problemas en el recién nacido, tales como síntomas de abstinencia, problemas de la respiración o de alimentación, estar inquieto, temblores, y músculos rígidos o flácidos. Sin embargo, usted puede tener síntomas de abstinencia u otros problemas si deja de tomar su medicina durante el embarazo. Si usted queda embarazada mientras está tomando risperidona, no deje de tomar sin el consejo de su médico. Risperidona puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante. No amamante a su bebé mientras esté tomando esta medicina y por un mínimo de 12 semanas después de que su tratamiento termine.

Presentación.

Solución Oral de 45 mL.

¿Qué es P.R.Vademécum?