ZUBAM® ODT 10 MG

CHILE LAB.

Ansiolítico.

Composición.

Clotiazepam 10 mg.

Indicaciones.

Tratamiento de la ansiedad generalizada.

Dosificación.

Utilice este medicamento siguiendo las instrucciones de uso, no use más o con mayor frecuencia de la que su médico le indique. Si olvida tomar una dosis, tome la siguiente dosis a la hora acostumbrada. No tome doble dosis. Dosis: la dosis que su médico le indique es diferente para cada paciente dependiendo de su edad, peso, condición física general, otras medicinas que esté tomando, sin embargo, la posología comúnmente recomendada es: Adultos: 5 mg 2 a 3 veces al día (dosis total: 10 a 15 mg/día). Casos más severos: 5 mg 3 veces al día, 6 - 10 mg 2 a 3 veces al día (dosis total: 15 a 30 mg/día). Ancianos, y/o insuficientes renales y/o con insuficiencia hepática: se recomienda disminuir la posología, como por ejemplo, a la mitad de la dosis promedio, la que puede ser suficiente. La duración del tratamiento debe ser lo más breve posible, reevaluando éste en virtud de los resultados obtenidos y la tolerancia del paciente. En general, se considera que ésta no debe superar 8 a 12 semanas en la mayoría de los casos incluyendo el período de reducción paulatina de la dosis. En ciertos casos, puede requerirse un tratamiento más prolongado; esto presupone evaluaciones precisas y repetidas del estado del paciente: Modo de uso: Puede disolver el comprimido en un poco de agua y agitar levemente antes de ingerir o en caso que se requiera, el comprimido también puede ser disuelto directamente en la boca.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a clotiazepam u otras benzodiazepinas o a alguno de los excipientes. No utilizar en caso de miastenia grave, insuficiencia respiratoria grave, síndrome de apnea durante el sueño (dejar de respirar por mientras se duerme), insuficiencia o enfermedad hepática, glaucoma de ángulo estrecho, antecedentes de dependencia a benzodiazepinas, alcohol u otras sustancias.

Reacciones adversas.

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados, además de los que se pretende obtener. Algunos de estos efectos pueden requerir atención médica. Consulte inmediatamente al médico, si presenta alguno de los síntomas siguientes: delirio, confusión, taquicardia o latidos irregulares, pérdida de memoria, depresión mental, desorientación, pérdida del sentido de la realidad, agitación, cambios conductuales, alucinaciones, disminución de la presión arterial, debilidad muscular, picazón y/o ronchas en la piel, dolor de garganta, fiebre y escalofríos, dificultad para dormir, aparición de úlceras o heridas en la boca o garganta, movimientos incontrolados del cuerpo (incluyendo los ojos), aparición de coloración amarilla en la piel o cuerpo, orina de coloración ámbar u oscura, debilidad o cansancio inusual, pérdida del apetito, deposiciones decoloradas, dolor abdominal. Pueden ocurrir otros efectos no deseados que usualmente no requieren atención médica y que desaparecen con el uso (adaptación del organismo al medicamento). No obstante si continúan o se intensifican debe comunicarlo a su médico, entre estos se puede presentar: vértigo, somnolencia, visión borrosa, disminución del interés sexual, impotencia sexual, constipación, sequedad bucal, dolor de cabeza. Después que usted deje de tomar este medicamento, su organismo puede requerir algún tiempo para adaptarse. Si durante este tiempo nota alguno de los siguientes efectos, consulte a su médico: irritabilidad, nerviosismo, dificultad para dormir, confusión, taquicardia o latidos irregulares, depresión, convulsiones, alucinaciones. Si Ud. nota cualquier otro efecto molesto no mencionado consulte con el médico.

Presentación.

30 Comprimidos Dispersables.

¿Qué es P.R.Vademécum?