MINFEL®

CHILE LAB.

18 mg

Estimulante del SNC.

Composición.

Metilfenidato Clorhidrato 18 mg.

Indicaciones.

Metilfenidato está indicado como parte de un programa integral de tratamiento de trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Este programa incluye otras medidas además de las farmacoterapéuticas: sociales, sicológicas y educacionales. La eficacia de Metilfenidato en el tratamiento de TDAH se estableció en niños a partir de los 6 años, adolescentes y adultos hasta los 65 años de edad.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamientos apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: una vez al día en la mañana. Usted puede tomar Metilfenidato con o sin alimentos. Los comprimidos de Metilfenidato deben tragarse enteros con agua u otros líquidos. No mastique, triture ni rompa los comprimidos. Tome la dosis recetada por su médico. El médico puede ajustar la cantidad de droga que tome hasta que sea adecuada para usted.

Contraindicaciones.

No tome Metilfenidato si usted o su hijo. está en alguno de estos casos: en pacientes con hipersensibilidad conocida al Metilfenidato o a otros componentes del producto; en pacientes con ansiedad y tensión marcadas. ya que el fármaco puede empeorar estos síntomas; en pacientes con glaucoma; en pacientes con antecedentes familiares o diagnóstico de síndrome de Tourene (tics); en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO; irreversibles no selectivos) o en los 14 días posteriores a haber suspendido el tratamiento con estos fármacos (se pueden producir crisis de hipertensión); en pacientes con hipertiroidismo; en pacientes con angina de pecho grave; en pacientes con arritmias cardiacas; en pacientes con hipertensión grave; en pacientes que manifiestan en la actualidad depresión grave (sentimientos de tristeza. autoestima baja y desesperanza). Anorexia nerviosa. Síntomas psicóticos (pensamientos anormales. visiones o escuchar sonidos que no existen) o tendencia suicida ya que el fármaco podrá empeorar estos trastornos; en pacientes con antecedentes de dependencia a drogas o alcoholismo. No tome Metilfenidato si usted o su hijo presentan algo de lo indicado arriba. Si no está seguro, informe a su médico o farmacéutico antes de que usted o su hijo tomen Metilfenidato. Esto es debido a que Metilfenidato puede empeorar estos problemas.

Reacciones adversas.

Como todos los medicamentos, Metilfenidato puede causar efectos adversos, aunque no todas las personas los llegan a presentar. Efectos adversos más comunes: Estos pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: Disminución del apetito; problemas para dormir; dolor de cabeza; sequedad de boca; náuseas. Efectos adversos comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: infección de nariz y garganta (resfrío); mareos; tos; dolor de garganta; dolor de estómago; vómitos; fiebre; infección del seno; ansiedad; problemas para conciliar el sueño; estado de ánimo deprimido; inquietud; agitación; rechinamiento de dientes; depresión; cambios rápidos y extremos en la expresión de las emociones; disminución en el deseo sexual; ataques de pánico; tensión; agresión; confusión; temblores; hormigueo; dolor de cabeza por tensión; dificultad para focalizar: visión borrosa; aturdimiento; ritmo cardíaco rápido; palpitaciones; aumento de la presión arterial; calor; respiración entrecortada; indigestión; constipación; sudoración excesiva; rigidez muscular; espasmos musculares, problemas para tener o mantener una erección; sentires irritable; sentirse muy cansado; sed; debilidad; pérdida de peso; aumento del nivel de alanina aminotrasferasa en la sangre; tic; cambios de humor; sentirse adormecido; diarrea; malestar abdominal; dolor abdominal; erupción; vértigo; sentirse nervioso. Efectos adversos poco comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 100 personas que toman Metilfenidato: Recuento bajo de glóbulos blancos; enojo; trastornos del sueño; sentirse tenso y en estado de vigilancia constante, sentirse lloroso; cambios en el estado de ánimo; hiperactividad; sentirse adormecido; adormecimiento con baja energía; ojos secos; erupción cutánea con pequeñas placas color rojo; soplo cardíaco. Efectos adversos raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Reacciones alérgicas tales como: Reacción alérgica severa que causa la inflamación de la cara, labios, boca, lengua y garganta (que puede provocar dificultad al tragar o respirar). Hinchazón del oído externo. Erupciones en la piel (que pueden afectar un área extensa), urticaria, descamación, ampollas o picazón. Disminución de la respuesta a la droga. Efectos adversos muy raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Disminución en todos los tipos de células sanguíneas; recuento de plaquetas muy bajo; manchas rojas o púrpuras en la piel, causadas por un problema de coagulación de la sangre (púrpura trombocitopénica); desorientación; ver, sentir, escuchar u oler cosas que no están allí (alucinaciones); sobreexcitación, algunas veces con delirios (creer en cosas que no son verdad) o alucinaciones; hablar mucho y sin sentido; alteraciones en el deseo sexual; convulsiones; movimientos involuntarios del cuerpo que no puede controlar; visión doble; pupilas dilatadas; visión anormal; malestar en el pecho, con frecuencia luego de realizar una actividad física; ritmo cardiaco lento; latidos cardiacos adicionales; latido cardiaco anormal; cambios en la coloración de la piel (blanco, azul y luego rojo); usualmente en dedos de las manos y de los pies cuando se enfrían (fenómeno de Raynaud); aumento del nivel de fosfatasa alcalina en la sangre; aumento del nivel de bilirrubina en la sangre; aumento del nivel de la enzima hepática en la sangre; daño en el hígado; musculares; erección persistente y dolorosa del pene; dolor en el pecho; malestar en el pecho; disminución del efecto de la droga; fiebre elevada; recuento anormal de glóbulos blancos. Si alguno de estos efectos adversos se vuelve serio, o si observa cualquier efecto adverso que no se encuentra enumerado en este folleto, por favor informe a su médico o farmacéutico.

Presentación.

30 Comprimidos Recubiertos de Liberación Prolongada.

MINFEL®

CHILE LAB.

27 mg

Estimulante del SNC.

Composición.

Metilfenidato Clorhidrato 27 mg.

Indicaciones.

Metilfenidato está indicado como parte de un programa integral de tratamiento de trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Este programa incluye otras medidas además de las farmacoterapéuticas: sociales, sicológicas y educacionales. La eficacia de Metilfenidato en el tratamiento de TDAH se estableció en niños a partir de los 6 años, adolescentes y adultos hasta los 65 años de edad.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamientos apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: una vez al día en la mañana. Usted puede tomar Metilfenidato con o sin alimentos. Los comprimidos de Metilfenidato deben tragarse enteros con agua u otros líquidos. No mastique, triture ni rompa los comprimidos. Tome la dosis recetada por su médico. El médico puede ajustar la cantidad de droga que tome hasta que sea adecuada para usted.

Contraindicaciones.

(No tome Metilfenidato si usted o su hijo. está en alguno de estos casos): en pacientes con hipersensibilidad conocida al Metilfenidato o a otros componentes del producto; en pacientes con ansiedad y tensión marcadas. ya que el fármaco puede empeorar estos síntomas; en pacientes con glaucoma; en pacientes con antecedentes familiares o diagnóstico de síndrome de Tourene (tics); en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO; irreversibles no selectivos) o en los 14 días posteriores a haber suspendido el tratamiento con estos fármacos (se pueden producir crisis de hipertensión); en pacientes con hipertiroidismo; en pacientes con angina de pecho grave; en pacientes con arritmias cardiacas; en pacientes con hipertensión grave; en pacientes que manifiestan en la actualidad depresión grave (sentimientos de tristeza. autoestima baja y desesperanza). Anorexia nerviosa. Síntomas psicóticos (pensamientos anormales. visiones o escuchar sonidos que no existen) o tendencia suicida ya que el fármaco podrá empeorar estos trastornos; en pacientes con antecedentes de dependencia a drogas o alcoholismo. No tome Metilfenidato si usted o su hijo presentan algo de lo indicado arriba. Si no está seguro, informe a su médico o farmacéutico antes de que usted o su hijo tomen Metilfenidato. Esto es debido a que Metilfenidato puede empeorar estos problemas.

Embarazo y lactancia.

No tome Metilfenidato si usted o su hijo. está en alguno de estos casos: en pacientes con hipersensibilidad conocida al Metilfenidato o a otros componentes del producto; en pacientes con ansiedad y tensión marcadas. ya que el fármaco puede empeorar estos síntomas; en pacientes con glaucoma; en pacientes con antecedentes familiares o diagnóstico de síndrome de Tourene (tics); en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO; irreversibles no selectivos) o en los 14 días posteriores a haber suspendido el tratamiento con estos fármacos (se pueden producir crisis de hipertensión); en pacientes con hipertiroidismo; en pacientes con angina de pecho grave; en pacientes con arritmias cardiacas; en pacientes con hipertensión grave; en pacientes que manifiestan en la actualidad depresión grave (sentimientos de tristeza. autoestima baja y desesperanza). Anorexia nerviosa. Síntomas psicóticos (pensamientos anormales. visiones o escuchar sonidos que no existen) o tendencia suicida ya que el fármaco podrá empeorar estos trastornos; en pacientes con antecedentes de dependencia a drogas o alcoholismo. No tome Metilfenidato si usted o su hijo presentan algo de lo indicado arriba. Si no está seguro, informe a su médico o farmacéutico antes de que usted o su hijo tomen Metilfenidato. Esto es debido a que Metilfenidato puede empeorar estos problemas.

Reacciones adversas.

Como todos los medicamentos, Metilfenidato puede causar efectos adversos, aunque no todas las personas los llegan a presentar. Efectos adversos más comunes: Estos pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: Disminución del apetito; problemas para dormir; dolor de cabeza; sequedad de boca; náuseas. Efectos adversos comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: infección de nariz y garganta (resfrío); mareos; tos; dolor de garganta; dolor de estómago; vómitos; fiebre; infección del seno; ansiedad; problemas para conciliar el sueño; estado de ánimo deprimido; inquietud; agitación; rechinamiento de dientes; depresión; cambios rápidos y extremos en la expresión de las emociones; disminución en el deseo sexual; ataques de pánico; tensión; agresión; confusión; temblores; hormigueo; dolor de cabeza por tensión; dificultad para focalizar: visión borrosa; aturdimiento; ritmo cardíaco rápido; palpitaciones; aumento de la presión arterial; calor; respiración entrecortada; indigestión; constipación; sudoración excesiva; rigidez muscular; espasmos musculares, problemas para tener o mantener una erección; sentires irritable; sentirse muy cansado; sed; debilidad; pérdida de peso; aumento del nivel de alanina aminotrasferasa en la sangre; tic; cambios de humor; sentirse adormecido; diarrea; malestar abdominal; dolor abdominal; erupción; vértigo; sentirse nervioso. Efectos adversos poco comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 100 personas que toman Metilfenidato: Recuento bajo de glóbulos blancos; enojo; trastornos del sueño; sentirse tenso y en estado de vigilancia constante, sentirse lloroso; cambios en el estado de ánimo; hiperactividad; sentirse adormecido; adormecimiento con baja energía; ojos secos; erupción cutánea con pequeñas placas color rojo; soplo cardíaco. Efectos adversos raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Reacciones alérgicas tales como: Reacción alérgica severa que causa la inflamación de la cara, labios, boca, lengua y garganta (que puede provocar dificultad al tragar o respirar). Hinchazón del oído externo. Erupciones en la piel (que pueden afectar un área extensa), urticaria, descamación, ampollas o picazón. Disminución de la respuesta a la droga. Efectos adversos muy raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Disminución en todos los tipos de células sanguíneas; recuento de plaquetas muy bajo; manchas rojas o púrpuras en la piel, causadas por un problema de coagulación de la sangre (púrpura trombocitopénica); desorientación; ver, sentir, escuchar u oler cosas que no están allí (alucinaciones); sobreexcitación, algunas veces con delirios (creer en cosas que no son verdad) o alucinaciones; hablar mucho y sin sentido; alteraciones en el deseo sexual; convulsiones; movimientos involuntarios del cuerpo que no puede controlar; visión doble; pupilas dilatadas; visión anormal; malestar en el pecho, con frecuencia luego de realizar una actividad física; ritmo cardiaco lento; latidos cardiacos adicionales; latido cardiaco anormal; cambios en la coloración de la piel (blanco, azul y luego rojo); usualmente en dedos de las manos y de los pies cuando se enfrían (fenómeno de Raynaud); aumento del nivel de fosfatasa alcalina en la sangre; aumento del nivel de bilirrubina en la sangre; aumento del nivel de la enzima hepática en la sangre; daño en el hígado; musculares; erección persistente y dolorosa del pene; dolor en el pecho; malestar en el pecho; disminución del efecto de la droga; fiebre elevada; recuento anormal de glóbulos blancos. Si alguno de estos efectos adversos se vuelve serio, o si observa cualquier efecto adverso que no se encuentra enumerado en este folleto, por favor informe a su médico o farmacéutico.

Presentación.

30 Comprimidos Recubiertos de Liberación Prolongada.

MINFEL®

CHILE LAB.

36 mg

Estimulante del SNC.

Composición.

Metilfenidato Clorhidrato 36 mg.

Indicaciones.

Metilfenidato está indicado como parte de un programa integral de tratamiento de trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Este programa incluye otras medidas además de las farmacoterapéuticas: sociales, sicológicas y educacionales. La eficacia de Metilfenidato en el tratamiento de TDAH se estableció en niños a partir de los 6 años, adolescentes y adultos hasta los 65 años de edad.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamientos apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: una vez al día en la mañana. Usted puede tomar Metilfenidato con o sin alimentos. Los comprimidos de Metilfenidato deben tragarse enteros con agua u otros líquidos. No mastique, triture ni rompa los comprimidos. Tome la dosis recetada por su médico. El médico puede ajustar la cantidad de droga que tome hasta que sea adecuada para usted.

Contraindicaciones.

No tome Metilfenidato si usted o su hijo. está en alguno de estos casos: en pacientes con hipersensibilidad conocida al Metilfenidato o a otros componentes del producto; en pacientes con ansiedad y tensión marcadas. ya que el fármaco puede empeorar estos síntomas; en pacientes con glaucoma; en pacientes con antecedentes familiares o diagnóstico de síndrome de Tourene (tics); en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO; irreversibles no selectivos) o en los 14 días posteriores a haber suspendido el tratamiento con estos fármacos (se pueden producir crisis de hipertensión); en pacientes con hipertiroidismo; en pacientes con angina de pecho grave; en pacientes con arritmias cardiacas; en pacientes con hipertensión grave; en pacientes que manifiestan en la actualidad depresión grave (sentimientos de tristeza. autoestima baja y desesperanza). Anorexia nerviosa. Síntomas psicóticos (pensamientos anormales. visiones o escuchar sonidos que no existen) o tendencia suicida ya que el fármaco podrá empeorar estos trastornos; en pacientes con antecedentes de dependencia a drogas o alcoholismo. No tome Metilfenidato si usted o su hijo presentan algo de lo indicado arriba. Si no está seguro, informe a su médico o farmacéutico antes de que usted o su hijo tomen Metilfenidato. Esto es debido a que Metilfenidato puede empeorar estos problemas.

Reacciones adversas.

Como todos los medicamentos, Metilfenidato puede causar efectos adversos, aunque no todas las personas los llegan a presentar. Efectos adversos más comunes: Estos pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: Disminución del apetito; problemas para dormir; dolor de cabeza; sequedad de boca; náuseas. Efectos adversos comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: infección de nariz y garganta (resfrío); mareos; tos; dolor de garganta; dolor de estómago; vómitos; fiebre; infección del seno; ansiedad; problemas para conciliar el sueño; estado de ánimo deprimido; inquietud; agitación; rechinamiento de dientes; depresión; cambios rápidos y extremos en la expresión de las emociones; disminución en el deseo sexual; ataques de pánico; tensión; agresión; confusión; temblores; hormigueo; dolor de cabeza por tensión; dificultad para focalizar: visión borrosa; aturdimiento; ritmo cardíaco rápido; palpitaciones; aumento de la presión arterial; calor; respiración entrecortada; indigestión; constipación; sudoración excesiva; rigidez muscular; espasmos musculares, problemas para tener o mantener una erección; sentires irritable; sentirse muy cansado; sed; debilidad; pérdida de peso; aumento del nivel de alanina aminotrasferasa en la sangre; tic; cambios de humor; sentirse adormecido; diarrea; malestar abdominal; dolor abdominal; erupción; vértigo; sentirse nervioso. Efectos adversos poco comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 100 personas que toman Metilfenidato: Recuento bajo de glóbulos blancos; enojo; trastornos del sueño; sentirse tenso y en estado de vigilancia constante, sentirse lloroso; cambios en el estado de ánimo; hiperactividad; sentirse adormecido; adormecimiento con baja energía; ojos secos; erupción cutánea con pequeñas placas color rojo; soplo cardíaco. Efectos adversos raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Reacciones alérgicas tales como: Reacción alérgica severa que causa la inflamación de la cara, labios, boca, lengua y garganta (que puede provocar dificultad al tragar o respirar). Hinchazón del oído externo. Erupciones en la piel (que pueden afectar un área extensa), urticaria, descamación, ampollas o picazón. Disminución de la respuesta a la droga. Efectos adversos muy raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Disminución en todos los tipos de células sanguíneas; recuento de plaquetas muy bajo; manchas rojas o púrpuras en la piel, causadas por un problema de coagulación de la sangre (púrpura trombocitopénica); desorientación; ver, sentir, escuchar u oler cosas que no están allí (alucinaciones); sobreexcitación, algunas veces con delirios (creer en cosas que no son verdad) o alucinaciones; hablar mucho y sin sentido; alteraciones en el deseo sexual; convulsiones; movimientos involuntarios del cuerpo que no puede controlar; visión doble; pupilas dilatadas; visión anormal; malestar en el pecho, con frecuencia luego de realizar una actividad física; ritmo cardiaco lento; latidos cardiacos adicionales; latido cardiaco anormal; cambios en la coloración de la piel (blanco, azul y luego rojo); usualmente en dedos de las manos y de los pies cuando se enfrían (fenómeno de Raynaud); aumento del nivel de fosfatasa alcalina en la sangre; aumento del nivel de bilirrubina en la sangre; aumento del nivel de la enzima hepática en la sangre; daño en el hígado; musculares; erección persistente y dolorosa del pene; dolor en el pecho; malestar en el pecho; disminución del efecto de la droga; fiebre elevada; recuento anormal de glóbulos blancos. Si alguno de estos efectos adversos se vuelve serio, o si observa cualquier efecto adverso que no se encuentra enumerado en este folleto, por favor informe a su médico o farmacéutico.

Presentación.

30 Comprimidos Recubiertos de Liberación Prolongada.

MINFEL®

CHILE LAB.

54 mg

Estimulante del SNC.

Composición.

Metilfenidato Clorhidrato 54 mg.

Indicaciones.

Metilfenidato está indicado como parte de un programa integral de tratamiento de trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Este programa incluye otras medidas además de las farmacoterapéuticas: sociales, sicológicas y educacionales. La eficacia de Metilfenidato en el tratamiento de TDAH se estableció en niños a partir de los 6 años, adolescentes y adultos hasta los 65 años de edad.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamientos apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: una vez al día en la mañana. Usted puede tomar Metilfenidato con o sin alimentos. Los comprimidos de Metilfenidato deben tragarse enteros con agua u otros líquidos. No mastique, triture ni rompa los comprimidos. Tome la dosis recetada por su médico. El médico puede ajustar la cantidad de droga que tome hasta que sea adecuada para usted.

Contraindicaciones.

No tome Metilfenidato si usted o su hijo. está en alguno de estos casos: en pacientes con hipersensibilidad conocida al Metilfenidato o a otros componentes del producto; en pacientes con ansiedad y tensión marcadas. ya que el fármaco puede empeorar estos síntomas; en pacientes con glaucoma; en pacientes con antecedentes familiares o diagnóstico de síndrome de Tourene (tics); en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO; irreversibles no selectivos) o en los 14 días posteriores a haber suspendido el tratamiento con estos fármacos (se pueden producir crisis de hipertensión); en pacientes con hipertiroidismo; en pacientes con angina de pecho grave; en pacientes con arritmias cardiacas; en pacientes con hipertensión grave; en pacientes que manifiestan en la actualidad depresión grave (sentimientos de tristeza. autoestima baja y desesperanza). Anorexia nerviosa. Síntomas psicóticos (pensamientos anormales. visiones o escuchar sonidos que no existen) o tendencia suicida ya que el fármaco podrá empeorar estos trastornos; en pacientes con antecedentes de dependencia a drogas o alcoholismo. No tome Metilfenidato si usted o su hijo presentan algo de lo indicado arriba. Si no está seguro, informe a su médico o farmacéutico antes de que usted o su hijo tomen Metilfenidato. Esto es debido a que Metilfenidato puede empeorar estos problemas.

Reacciones adversas.

Como todos los medicamentos, Metilfenidato puede causar efectos adversos, aunque no todas las personas los llegan a presentar. Efectos adversos más comunes: Estos pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: Disminución del apetito; problemas para dormir; dolor de cabeza; sequedad de boca; náuseas. Efectos adversos comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10 personas que toman Metilfenidato: infección de nariz y garganta (resfrío); mareos; tos; dolor de garganta; dolor de estómago; vómitos; fiebre; infección del seno; ansiedad; problemas para conciliar el sueño; estado de ánimo deprimido; inquietud; agitación; rechinamiento de dientes; depresión; cambios rápidos y extremos en la expresión de las emociones; disminución en el deseo sexual; ataques de pánico; tensión; agresión; confusión; temblores; hormigueo; dolor de cabeza por tensión; dificultad para focalizar: visión borrosa; aturdimiento; ritmo cardíaco rápido; palpitaciones; aumento de la presión arterial; calor; respiración entrecortada; indigestión; constipación; sudoración excesiva; rigidez muscular; espasmos musculares, problemas para tener o mantener una erección; sentires irritable; sentirse muy cansado; sed; debilidad; pérdida de peso; aumento del nivel de alanina aminotrasferasa en la sangre; tic; cambios de humor; sentirse adormecido; diarrea; malestar abdominal; dolor abdominal; erupción; vértigo; sentirse nervioso. Efectos adversos poco comunes: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 100 personas que toman Metilfenidato: Recuento bajo de glóbulos blancos; enojo; trastornos del sueño; sentirse tenso y en estado de vigilancia constante, sentirse lloroso; cambios en el estado de ánimo; hiperactividad; sentirse adormecido; adormecimiento con baja energía; ojos secos; erupción cutánea con pequeñas placas color rojo; soplo cardíaco. Efectos adversos raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Reacciones alérgicas tales como: Reacción alérgica severa que causa la inflamación de la cara, labios, boca, lengua y garganta (que puede provocar dificultad al tragar o respirar). Hinchazón del oído externo. Erupciones en la piel (que pueden afectar un área extensa), urticaria, descamación, ampollas o picazón. Disminución de la respuesta a la droga. Efectos adversos muy raros: Estos pueden afectar a hasta 1 de cada 10.000 personas que toman Metilfenidato: Disminución en todos los tipos de células sanguíneas; recuento de plaquetas muy bajo; manchas rojas o púrpuras en la piel, causadas por un problema de coagulación de la sangre (púrpura trombocitopénica); desorientación; ver, sentir, escuchar u oler cosas que no están allí (alucinaciones); sobreexcitación, algunas veces con delirios (creer en cosas que no son verdad) o alucinaciones; hablar mucho y sin sentido; alteraciones en el deseo sexual; convulsiones; movimientos involuntarios del cuerpo que no puede controlar; visión doble; pupilas dilatadas; visión anormal; malestar en el pecho, con frecuencia luego de realizar una actividad física; ritmo cardiaco lento; latidos cardiacos adicionales; latido cardiaco anormal; cambios en la coloración de la piel (blanco, azul y luego rojo); usualmente en dedos de las manos y de los pies cuando se enfrían (fenómeno de Raynaud); aumento del nivel de fosfatasa alcalina en la sangre; aumento del nivel de bilirrubina en la sangre; aumento del nivel de la enzima hepática en la sangre; daño en el hígado; musculares; erección persistente y dolorosa del pene; dolor en el pecho; malestar en el pecho; disminución del efecto de la droga; fiebre elevada; recuento anormal de glóbulos blancos. Si alguno de estos efectos adversos se vuelve serio, o si observa cualquier efecto adverso que no se encuentra enumerado en este folleto, por favor informe a su médico o farmacéutico.

Presentación.

30 Comprimidos Recubiertos de Liberación Prolongada.

¿Qué es P.R.Vademécum?