ULTRAPROCT

BAYER

Pomada

Antihemorroides.

Composición.

1 g de pomada contiene 0,92 mg de pivalato de fluocortolona, 0,95 mg de caproato de fluocortolona y 5 mg de clorhidrato de cincocaína. Forma farmacéutica: Pomada.

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: La fluocortolona ejerce un efecto antiinflamatorio, antialérgico y antipruriginoso. Revierte la dilatación capilar, el edema intercelular y la infiltración tisular. La proliferación capilar es suprimida. Dado que Ultraproct contiene dos ésteres de fluocotolona, que comienzan a ejercer su efecto principal en diferentes momentos, se produce un efecto de comienzo rápido y duración prolongada (acción bifásica). Como anestésico local, la cincocaína alivia el dolor. Propiedades farmacocinéticas: Debido a sus diferencias en cuanto a lipofilia y peso molecular, el pivalato de fluocortolona y el caproato de fluocortolona difunden a diferentes velocidades en la zona de inflamación, lo que origina por una parte un comienzo rápido de la acción y, por otra parte, una duración prolongada de la misma. Puede presumirse que, tras la aplicación tópica, los dos ésteres se hidrolizan a fluocortolona libre y a los ácidos correspondientes en la piel perianal o la mucosa rectal -aunque a más tardar después del primer paso en el hígado- por la acción de las esterasas presentes en todo el organismo. No existen estudios sobre el grado de disponibilidad sistémica después de la aplicación rectal de las formulaciones específicas de Ultraproct. Los estudios con preparados de composición similar han demostrado que por vía rectal se absorbe menos del 15% de la dosis de pivalato de fluocortolona aplicada. La fluocortolona absorbida se degrada en el hígado en metabolitos que, en su inmensa mayoría se eliminan en la orina. Al igual que el corticoide, la cincocaína ejerce su efecto analgésico a nivel local. No es un prerrequisito necesario la existencia de niveles plasmáticos analgésicos efectivos de cincocaína. Dado que no existen estudios de absorción disponibles, la elevación del riesgo fue hecha suponiendo una absorción completa. En el peor de los casos, la dosis absorbida de cincocaína es muy baja para producir efectos adversos cuando Ultraproct es aplicado de acuerdo a las instrucciones. Después de su absorción, la cincocaína se biotransforma en diferentes metabolitos. De especial importancia es la desetilación oxidativa del radical di-etilamino, la hidroxilación y degradación oxidativa de la cadena oxibutílica y la formación adicional de metabolitos polares no identificados. Incluso en el supuesto de que se produzca una absorción completa, puede descartarse la aparición de efectos sistémicos cuando las dos formulaciones se utilizan de acuerdo con las instrucciones, debido a su baja dosis. Datos preclínicos de seguridad: En estudios de tolerancia sistémica después de la administración repetida de los ésteres de fluocortolona y del clorhidrato de cincocaína contenidos en Ultraproct no se produjeron hallazgos que pudieran hacer prohibitivo el uso prescrito del preparado. No son de esperar los síntomas de intolerancia reconocidos para anestésicos locales altamente efectivos, debido a la baja cantidad de clorhidrato de cincocaína biodisponible después de la administración tópica repetida de la dosis terapéutica requerida. Los estudios de embriotoxicidad con Ultraproct mostraron los resultados típicos de los glucocorticoides, esto es, en los sistemas de prueba adecuados se inducen efectos embrioletales y/o teratogénicos. Con base en estos hallazgos, se debe tener especial cuidado cuando se prescribe Ultraproct durante el embarazo. Los resultados de los estudios epidemiológicos están resumidos en Embarazo y lactancia. No se dispone de datos sobre estudios experimentales en animales ni epidemiológicos que permitan evaluar el potencial teratogénico del clorhidrato de cincocaína. Sin embargo, en analogía con anestésicos locales del tipo amida ácida similares en efecto y estructura, no son de esperar efectos embriotóxicos en humanos después de la administración tópica de la dosis requerida para la terapia. Con base en los resultados obtenidos en pruebas de mutagenicidad bacteriana y en mamíferos, tanto in vitro como in vivo, se considera que el clorhidrato de cincocaína no es genotóxico. La investigación de la fluocortolona en un sistema de prueba bacteriano para la detección de efectos mutagénicos puntuales no mostró indicios de un potencial genotóxico. Dado que no existen indicios relevantes sobre potencial mutagénico para ninguna de las sustancias glucocorticoides, tampoco son de esperar tales efectos con los ésteres de la fluocortolona. En las investigaciones en busca de efectos mutagénicos puntuales de clorhidrato de cincocaína en bacterias o en células de mamíferos no se hallaron indicios relevantes de potencial genotóxico. No se han realizado pruebas específicas de tumorigenicidad con los principios activos contenidos en Ultraproct. De acuerdo con los conocimientos sobre las estructuras, el mecanismo del efecto farmacológico y los resultados de los estudios de toxicidad sistémica después de la administración repetida, no existen indicios de potencial tumorigénico. No se observaron reacciones de intolerancia locales en el perro tras la administración rectal repetida de la combinación de principios activos en forma de supositorios. Muchos años de uso terapéutico de Ultraproct en humanos no han mostrado efectos locales no deseables dignos de mención. Los efectos secundarios esporádicos que se han comunicado están relacionados sobre todo con la sospecha de alergia de contacto.

Indicaciones.

Hemorroides, fisuras anales superficiales, proctitis.

Modo de uso.

Antes de la aplicación de Ultraproct, que se hará preferentemente después de la defecación, debe limpiarse con cuidado la región anal. La rapidez con que suele presentarse la mejoría no debe inducir a concluir el tratamiento prematuramente. Para evitar recaídas, después de haber desaparecido las molestias, es preciso continuar el tratamiento durante una semana por lo menos, si bien con intervalos más largos (una sola aplicación de pomada al día). No obstante, deberá procurarse que la duración del tratamiento no sobrepase las 4 semanas. Pomada: En general, se aplicará la pomada 2 veces al día, con excepción del primer día de tratamiento, en el que para conseguir una eliminación rápida de las molestias se puede emplear el preparado hasta 4 veces. Para cada aplicación basta una cantidad de pomada del tamaño de un guisante, que se extenderá con el dedo en la región anal así como en el anillo anal, venciendo con la punta del dedo la resistencia del esfínter. Para el uso intrarrectal se empleará el aplicador que acompaña el envase, enroscándolo al tubo de la pomada. Ante procesos muy inflamados y, por ello particularmente dolorosos, puede ser, no obstante, aconsejable al principio del tratamiento utilizar el dedo para la aplicación intrarrectal. Los nódulos prolapsados deben recubrirse con una capa gruesa de pomada y reponerse con mucho cuidado presionando con el dedo hacia dentro.

Contraindicaciones.

Procesos tuberculosos o luéticos en la zona de tratamiento, afecciones virales (por ej.: vaccinide, varicela). Hipersensibilidad conocida a los componentes de la formulación.

Efectos secundarios.

En los tratamientos prolongados (más de 4 semanas) no puede excluirse la posibilidad de que aparezcan manifestaciones secundarias locales como por ej.: atrofias cutáneas. En casos aislados pueden presentarse reacciones alérgicas cutáneas.

Advertencias.

Si en la zona a tratar existe una micosis, infección bacteriana, viral o parasitaria, es necesario un tratamiento específico adicional. Evítese el contacto con la conjuntiva ocular. Se recomienda lavarse bien las manos después de la aplicación. El tratamiento debe ser de corta duración. Si los síntomas no ceden, debe interrumpirse el tratamiento y hacer examen proctológico.

Interacciones.

Ninguna conocida hasta el momento. Embarazo y lactancia: Ensayos clínicos experimentales realizados en animales con glucocorticoides han mostrado toxicidad reproductiva (ver Datos preclínicos de seguridad). Una serie de estudios epidemiológicos sugiere que podría existir un riesgo aumentado de labio y paladar hendido en recién nacidos de mujeres que fueron tratadas con glucocorticoides sistémicos durante el primer trimestre del embarazo. El labio y paladar hendido constituyen un trastorno raro y en caso de que los glucocorticoides sistémicos sean teratogénicos, estos pueden ser responsables por un aumento de únicamente uno o dos casos por cada 1.000 mujeres tratadas durante el embarazo. La información con respecto al uso de glucocorticoides tópicos durante el embarazo es insuficiente; no obstante, cabe esperar un menor riesgo, ya que la disponibilidad sistémica de los glucocorticoides aplicados tópicamente es muy baja. Como regla general, no deben aplicarse preparados tópicos que contienen corticoides durante el primer trimestre del embarazo. Debe considerarse cuidadosamente la indicación clínica del tratamiento con Ultraproct y se debe valorar cuidadosamente la relación riesgo-beneficio en mujeres embarazadas y durante la lactancia. En particular, se debe evitar el tratamiento prolongado. La excreción con la leche de cantidades efectivas de glucocorticoides activos es improbable. Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y utilizar maquinaria: No aplicable.

Sobredosificación.

De acuerdo con los resultados de los estudios de toxicidad aguda con los ésteres de fluocortolona y clorhidrato de cincocaína no debe esperarse riesgo de intoxicación aguda como consecuencia de la aplicación única rectal o perianal de Ultraproct, ni aun en el caso de una sobredosificación inadvertida. Después de la ingestión oral inadvertida del preparado (por ej.: tras la ingestión de algunos gramos de pomada o de varios supositorios), hay que contar principalmente con efectos sistémicos del clorhidrato de cincocaína que, de acuerdo con la dosis, también pueden manifestarse como síntomas cardiovasculares graves (depresión o cese de la función cardiaca) y síntomas del sistema nervioso central (convulsiones, inhibición o cese de la función respiratoria.

Presentación.

Pomada x 10 g.

ULTRAPROCT

BAYER

Supositorios

Antihemorroides.

Composición.

1 supositorio contiene 0.61 mg de pivalato de fluocortolona, 0.63 mg de caproato de fluocortolona y 1 mg de clorhidrato de cincocaína. Forma farmacéutica: Supositorios.

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: La fluocortolona ejerce un efecto antiinflamatorio, antialérgico y antipruriginoso. Revierte la dilatación capilar, el edema intercelular y la infiltración tisular. La proliferación capilar es suprimida. Dado que Ultraproct contiene dos ésteres de fluocotolona, que comienzan a ejercer su efecto principal en diferentes momentos, se produce un efecto de comienzo rápido y duración prolongada (acción bifásica). Como anestésico local, la cincocaína alivia el dolor. Propiedades farmacocinéticas: Debido a sus diferencias en cuanto a lipofilia y peso molecular, el pivalato de fluocortolona y el caproato de fluocortolona se difunden a diferentes velocidades en la zona de inflamación, lo que origina por una parte un comienzo rápido de la acción y, por otra parte, una duración prolongada de la misma. Puede presumirse que, tras la aplicación tópica, los dos ésteres se hidrolizan a fluocortolona libre y a los ácidos correspondientes en la piel perianal o la mucosa rectal - aunque a más tardar después del primer paso en el hígado - por la acción de las esterasas presentes en todo el organismo. No existen estudios sobre el grado de disponibilidad sistémica después de la aplicación rectal de las formulaciones específicas de Ultraproct. Los estudios con preparados de composición similar han demostrado que por vía rectal se absorbe menos del 15% de la dosis de pivalato de fluocortolona aplicada. La fluocortolona absorbida se degrada en el hígado en metabolitos que, en su inmensa mayoría se eliminan en la orina. Al igual que el corticoide, la cincocaína ejerce su efecto analgésico a nivel local. No es un prerrequisito necesario la existencia de niveles plasmáticos analgésicos efectivos de cincocaína. Dado que no existen estudios de absorción disponibles, la evaluación del riesgo fue hecha suponiendo una absorción completa. En el peor de los casos, la dosis absorbida de cincocaína es muy baja para producir efectos adversos cuando Ultraproct es aplicado de acuerdo a las instrucciones. Después de su absorción, la cincocaína se biotransforma en diferentes metabolitos. De especial importancia es la desetilación oxidativa del radical di-etilamino, la hidroxilación y degradación oxidativa de la cadena oxibutílica y la formación adicional de metabolitos polares no identificados. Incluso en el supuesto de que se produzca una absorción completa, puede descartarse la aparición de efectos sistémicos cuando las dos formulaciones se utilizan de acuerdo con las instrucciones, debido a su baja dosis. Datos preclínicos de seguridad: En estudios de tolerancia sistémica después de la administración repetida de los ésteres de fluocortolona y del clorhidrato de cincocaína contenidos en Ultraproct, no se produjeron hallazgos que pudieran hacer prohibitivo el uso prescrito del preparado. No son de esperar los síntomas de intolerancia reconocidos para anestésicos locales altamente efectivos, debido a la baja cantidad de clorhidrato de cincocaína biodisponible después de la administración tópica repetida de la dosis terapéutica requerida. Los estudios de embriotoxicidad con Ultraproct mostraron los resultados típicos de los glucocorticoides, esto es, en los sistemas de prueba adecuados se inducen efectos embrioletales y/o teratogénicos. Con base en estos hallazgos, se debe tener especial cuidado cuando se prescribe Ultraproct durante el embarazo. Los resultados de los estudios epidemiológicos están resumidos en Embarazo y lactancia. No se dispone de datos sobre estudios experimentales en animales ni epidemiológicos que permitan evaluar el potencial teratogénico del clorhidrato de cincocaína. Sin embargo, en analogía con anestésicos locales del tipo amida ácida similares en efecto y estructura, no son de esperar efectos embriotóxicos en humanos después de la administración tópica de la dosis requerida para la terapia. Con base en los resultados obtenidos en pruebas de mutagenicidad bacteriana y en mamíferos, tanto in vitro, como in vivo, se considera que el clorhidrato de cincocaína no es genotóxico. La investigación de la fluocortolona en un sistema de prueba bacteriano para la detección de efectos mutagénicos puntuales no mostró indicios de un potencial genotóxico. Dado que no existen indicios relevantes sobre potencial mutagénico para ninguna de las sustancias glucocorticoides, tampoco son de esperar tales efectos con los ésteres de la fluocortolona. En las investigaciones en busca de efectos mutagénicos puntuales de clorhidrato de cincocaína en bacterias o en células de mamíferos no se hallaron indicios relevantes de potencial genotóxico. No se han realizado pruebas específicas de tumorigenicidad con los principios activos contenidos en Ultraproct. De acuerdo con los conocimientos sobre las estructuras, el mecanismo del efecto farmacológico y los resultados de los estudios de toxicidad sistémica después de la administración repetida, no existen indicios de potencial tumorigénico. No se observaron reacciones de intolerancia locales en el perro tras la administración rectal repetida de la combinación de principios activos en forma de supositorios. Muchos años de uso terapéutico de Ultraproct en humanos no han mostrado efectos locales no deseables dignos de mención. Los efectos secundarios esporádicos que se han comunicado están relacionados sobre todo con la sospecha de alergia de contacto.

Indicaciones.

Hemorroides, fisuras anales superficiales, proctitis.

Modo de uso.

Antes de la aplicación de Ultraproct, que se hará preferentemente después de la defecación, debe limpiarse con cuidado la región anal. La rapidez con que suele presentarse la mejoría no debe inducir a concluir el tratamiento prematuramente. Para evitar recaídas, después de haber desaparecido las molestias, es preciso continuar el tratamiento durante una semana por lo menos, si bien con intervalos más largos (una sola aplicación de pomada al día; un supositorio cada 2 días). No obstante, deberá procurarse que la duración del tratamiento no sobrepase las 4 semanas. Supositorios: En general es suficiente 1 supositorio diario, que se introducirá profundamente. Ante molestias intensas, el primer día de tratamiento se pueden efectuar 2 - 3 aplicaciones de 1 supositorio cada vez. Los supositorios que por el efecto del calor se hayan reblandecido, recuperan su dureza original introduciéndolos en agua fría antes de quitarles la envoltura.

Contraindicaciones.

Procesos tuberculosos o luéticos en la zona de tratamiento, afecciones virales (por ej.: vaccinide, varicela). Hipersensibilidad conocida a los componentes de la formulación.

Efectos secundarios.

En los tratamientos prolongados (más de 4 semanas) no puede excluirse la posibilidad de que aparezcan manifestaciones secundarias locales como por ej.: atrofias cutáneas. En casos aislados pueden presentarse reacciones alérgicas cutáneas.

Advertencias.

Si en la zona a tratar existe una micosis, infección bacteriana, viral o parasitaria, es necesario un tratamiento específico adicional. Evítese el contacto con la conjuntiva ocular. Se recomienda lavarse bien las manos después de la aplicación. El tratamiento debe ser de corta duración. Si los síntomas no ceden, debe interrumpirse el tratamiento y hacer examen proctológico.

Interacciones.

Ninguna conocida hasta el momento. Embarazo y lactancia: Ensayos clínicos experimentales realizados en animales con glucocorticoides han mostrado toxicidad reproductiva (ver Datos preclínicos de seguridad). Una serie de estudios epidemiológicos sugiere que podría existir un riesgo aumentado de labio y paladar hendido en recién nacidos de mujeres que fueron tratadas con glucocorticoides sistémicos durante el primer trimestre del embarazo. El labio y paladar hendido constituyen un trastorno raro y en caso de que los glucocorticoides sistémicos sean teratogénicos, estos pueden ser responsables de un aumento de únicamente uno o dos casos por cada 1.000 mujeres tratadas durante el embarazo. La información con respecto al uso de glucocorticoides tópicos durante el embarazo es insuficiente; no obstante, cabe esperar un menor riesgo, ya que la disponibilidad sistémica de los glucocorticoides aplicados tópicamente es muy baja. Como regla general, no deben aplicarse preparados tópicos que contienen corticoides durante el primer trimestre del embarazo. Debe considerarse cuidadosamente la indicación clínica del tratamiento con Ultraproct y se debe valorar cuidadosamente la relación riesgo-beneficio en mujeres embarazadas y durante la lactancia. En particular, se debe evitar el tratamiento prolongado. La excreción con la leche de cantidades efectivas de glucocorticoides activos es improbable. Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y utilizar maquinaria: No aplicable.

Sobredosificación.

De acuerdo con los resultados de los estudios de toxicidad aguda con los ésteres de fluocortolona y clorhidrato de cincocaína no debe esperarse riesgo de intoxicación aguda como consecuencia de la aplicación única rectal o perianal de Ultraproct, ni aun en el caso de una sobredosificación inadvertida. Después de la ingestión oral inadvertida del preparado (por ej.: tras la ingestión de algunos gramos de pomada o de varios supositorios), hay que contar principalmente con efectos sistémicos del clorhidrato de cincocaína que, de acuerdo con la dosis, también pueden manifestarse como síntomas cardiovasculares graves (depresión o cese de la función cardiaca) y síntomas del sistema nervioso central (convulsiones, inhibición o cese de la función respiratoria.

Presentación.

Supositorios x 6.

¿Qué es P.R.Vademécum?