INSULINA HUMULIN®

ELI LILLY

Humulin® R es una preparación de insulina de acción rápida. Humulin® N es una preparación de insulina de acción intermedia. Humulin® 70/30 es una preparación de insulina de acción intermedia.

Composición.

Cada mL de Humulin® R contiene: Insulina Humana (origen ADN recombinante) 100 UI. Excipientes (metacresol, glicerol, agua para inyección) c.s.p 1 mL. Cada mL de Humulin® N contiene: Insulina Humana Isofana (origen ADN recombinante) 100 UI. Excipientes (metacresol, glicerol, fenol, sulfato de protamina, fosfato dibásico de sodio, óxido de zinc, agua para inyección) c.s.p 1 mL. Cada mL de Humulin® 70/30 contiene: Insulina Humana Isofana (origen ADN recombinante) 70 UI. Insulina Humana (origen ADN recombinante) 30 UI. Excipientes (metacresol, glicerol, fenol, sulfato de protamina, fosfato dibásico de sodio, óxido de zinc, agua para inyección) c.s.p 1 mL. En todos los casos durante la elaboración se puede haber agregado solución de hidróxido de sodio al 10% o solución de ácido clorhídrico al 10% para ajustar el pH.

Indicaciones.

Humulin® R, Humulin® N y Humulin® 70/30 se utilizan para el control de la glucosa a largo plazo.

Dosificación.

Compruebe siempre el nombre y tipo de insulina en el envase y en la etiqueta del vial cuando la obtenga de la farmacia. Asegúrese de que obtiene la Humulin® que su médico le ha indicado que use. Siga exactamente las instrucciones de administración de Humulin® indicadas por su médico. Consulte a su médico si tiene dudas. Dosis: Su médico le ha dicho qué insulina usar, qué cantidad, cuándo y con qué frecuencia inyectarse. Estas instrucciones son sólo para usted. Sígalas exactamente y acuda a su clínica de diabetes regularmente. Normalmente se debe inyectar Humulin® N como su insulina basal. Si cambia de tipo de insulina (por ejemplo, de animal a humana), puede que tenga que usar más o menos que antes. Esto puede que sea solamente en la primera inyección o puede que sea un cambio gradual durante varias semanas o meses. Humulin® R: Inyéctese Humulin® R debajo de la piel. Humulin® N y Humulin® 70/30: Inyéctese Humulin® N y Humulin® 70/30 debajo de la piel. No debe administrársela usando otra vía de administración. Bajo ninguna circunstancia debe inyectarse Humulin® N y Humulin® 70/30 en una vena. Preparando Humulin®: Humulin® R: Humulin® R ya está disuelta en agua, por lo que no es necesario mezclarla. Pero debe utilizarla únicamente si su aspecto es como el agua. Debe ser transparente e incolora y sin partículas sólidas. Compruébelo cada vez que se inyecte. Humulin® N y Humulin® 70/30: Los viales que contienen Humulin® N y Humulin® 70/30 deben moverse varias veces entre las palmas de las manos antes de usarse, con el fin de resuspender la insulina hasta que ésta adquiera un aspecto uniforme turbio o lechoso. No agite con fuerza para evitar que se produzca espuma, ya que ésta puede interferir con la correcta medida de la dosis. Los viales deben ser examinados frecuentemente y no se deben usar si existen acúmulos de material o partículas sólidas blancas adheridas al fondo o en las paredes del vial, dándole una apariencia similar a la escarcha. Compruébelo cada vez que se inyecte. Inyectando Humulin®: En primer lugar, lávese las manos. Antes de inyectarse, limpie bien la piel tal y como le hayan indicado. Limpie el tapón de goma del vial, pero no lo quite. Utilice una jeringuilla y aguja nueva y estéril para pinchar el tapón de goma y cargue la cantidad de Humulin® que necesite. Su médico o educador en diabetes le indicará como hacerlo. No comparta sus agujas ni jeringuillas. Inyéctese debajo de la piel, como le hayan enseñado. No se inyecte directamente en una vena. Después de la inyección, mantenga la aguja inyectada en la piel durante 5 segundos para estar seguro de que se ha administrado toda la dosis. No frote la zona donde se acaba de inyectar. Asegúrese de que se inyecta al menos a 1 centímetro de distancia de donde se inyectó la última vez y que "alterna" las zonas de inyección tal y como le hayan enseñado. Humulin® R y Humulin® N: Su médico le indicará si tiene que mezclar Humulin® R con Humulin® N. Si, por ejemplo, necesita inyectarse una mezcla, cargue la jeringuilla con Humulin® R antes de hacerlo con la insulina de larga duración. Inyéctese el líquido tan pronto como lo haya mezclado. Repita lo mismo cada vez que necesite inyectarse una mezcla. Normalmente no debe mezclar Humulin® R o Humulin® N con una mezcla de insulinas humanas. Nunca debe mezclar Humulin® R o Humulin® N con insulinas producidas por otros fabricantes o con insulinas animales. No debe inyectarse Humulin® R o Humulin® N en una vena. Inyéctese Humulin® R y Humulin® N como su médico o educador en diabetes le hayan enseñado. Solamente su médico puede inyectarle Humulin® R en una vena. Solamente lo realizará bajo circunstancias especiales como en caso de cirugía o si usted está enfermo y sus niveles de glucosa están demasiado altos. Si usa más Humulin® de la que debiera. Si usa más Humulin® de la que debiera, su azúcar en sangre puede disminuir. Compruebe su azúcar en sangre. Si olvidó usar Humulin®. Si usa menos Humulin® de la que necesita, sus niveles de azúcar en sangre pueden aumentar. Compruebe su azúcar en sangre. Si interrumpe el tratamiento con Humulin®. Si usa menos Humulin® de la que necesita, sus niveles de azúcar en sangre pueden llegar a ser demasiado altos. No cambie su insulina a no ser que su médico se lo indique. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico, farmacéutico o educador en diabetes.

Contraindicaciones.

Hipoglucemia. Hipersensibilidad a Humulin® o a los excipientes de la formulación, a menos que forme parte de un programa de desensibilización.

Reacciones adversas.

Al igual que todos los medicamentos, Humulin® puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. La insulina humana puede causar hipoglucemia (azúcar bajo en sangre). Posibles efectos adversos: Alergia sistémica: es muy rara (afecta a menos de 1 de cada 10.000 pacientes tratados). Los síntomas son los siguientes: disminución de la presión sanguínea, erupción por todo el cuerpo, dificultad para respirar, respiración sibilante (pitidos al respirar), latido rápido del corazón, sudoración. Si piensa que tiene este tipo de alergia a la insulina con Humulin®, informe inmediatamente a su médico. Alergia local: es frecuente (afecta a menos de 1 de cada 10 pacientes tratados). En algunos pacientes, la zona de inyección se enrojece, se hincha o pueden sentir picor. Generalmente estos síntomas desaparecen en pocos días o en pocas semanas. Si le ocurre esto, consulte a su médico. Lipodistrofia (la piel se hace más gruesa o se forma una especie de hoyo): es poco frecuente (afecta a menos de 1 de cada 100 pacientes tratados). Si observa que, en los lugares donde se pone las inyecciones, su piel se hace más gruesa o se le forma una especie de hoyo, comuníqueselo a su médico. Se ha notificado la aparición de edema (p.ej. hinchazón de los brazos, tobillos, retención de líquidos), especialmente al inicio del tratamiento con insulina o durante un cambio en el tratamiento para mejorar el control de su glucosa en sangre. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este folleto, informe a su médico o farmacéutico. Problemas frecuentes de la diabetes: A. Hipoglucemia: Hipoglucemia (azúcar bajo en sangre) significa que no hay suficiente azúcar en la sangre. Esto puede suceder si: utiliza demasiada Humulin® u otra insulina; se salta o retrasa comidas o cambia su dieta; realiza ejercicio o trabaja demasiado duro justo antes o después de una comida; tiene una infección o enfermedad (especialmente diarrea o vómitos); tiene un cambio en su necesidad de insulina; o tiene problemas de hígado o riñón que empeoran. El alcohol y algunos otros medicamentos pueden afectar a sus niveles de azúcar en sangre. Los primeros síntomas de azúcar bajo en sangre normalmente aparecen rápidamente e incluyen los siguientes: cansancio, latido rápido del corazón, nerviosismo o agitación - náuseas, dolor de cabeza, sudor frío. Hasta que no esté seguro de reconocer los síntomas de alerta, evite situaciones tales como conducir un vehículo, ya que la hipoglucemia puede suponer un riesgo para usted o para otros. No use Humulin® si piensa que está empezando a tener una hipoglucemia (azúcar bajo en sangre). Si su azúcar en sangre es bajo, tómese comprimidos de glucosa, azúcar o beba alguna bebida azucarada. Posteriormente tome algo de fruta, galletas o un bocadillo como su médico le haya indicado y descanse. Seguramente esto le hará recuperarse de la hipoglucemia leve o de una pequeña sobredosis de insulina. Si empeora y su respiración es superficial y su piel palidece, informe inmediatamente a su médico. Una inyección de glucagón puede tratar una hipoglucemia bastante grave. Tome glucosa o azúcar después de la inyección de glucagón. Si no responde a glucagón, diríjase al hospital. Solicite a su médico información sobre el glucagón. B. Hiperglucemia y cetoacidosis diabética: Hiperglucemia (demasiado azúcar en sangre) significa que su cuerpo no tiene suficiente insulina. La hiperglucemia puede ser ocasionada por: no tomar su Humulin® u otra insulina; tomar menos insulina de la indicada por su médico; comer mucho más de lo que su dieta le permite; o fiebre, infección o estrés emocional. La hiperglucemia puede provocar cetoacidosis diabética. Los primeros síntomas comienzan lentamente durante varias horas o días. Los síntomas incluyen los siguientes: somnolencia, falta de apetito, enrojecimiento facial, aliento con olor a frutas, sed, náuseas o vómitos. Los síntomas graves son respiración pesada y pulso rápido. Consiga asistencia médica inmediatamente. Si la hipoglucemia (azúcar bajo en sangre) o hiperglucemia (azúcar alto en sangre) no son tratadas, pueden ser muy graves y causar dolores de cabeza, náuseas, vómitos, deshidratación, pérdida de conocimiento, coma o incluso la muerte. Tres pasos sencillos para evitar hipoglucemia o hiperglucemia son: Tenga siempre jeringuillas y un vial de Humulin® adicionales. Lleve siempre algo que le identifique como paciente diabético. Lleve siempre azúcar con usted. C. Enfermedad: Si está enfermo, especialmente cuando tenga náuseas o vómitos, puede variar la cantidad de insulina que necesita. Necesita seguir con insulina incluso cuando no esté comiendo como lo hace habitualmente. Realice análisis de orina o sangre, siga las normas que le hayan indicado que debe realizar en estos casos e informe a su médico o educador en diabetes. Comunicación de reacciones adversas: Si experimenta cualquier tipo de reacción adversa, hable con su médico, farmacéutico o enfermera, incluso si se trata de posibles reacciones adversas que no aparecen en este folleto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema de Farmacovigilancia de su país. Mediante la comunicación de reacciones adversas usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

Presentación.

Humulin® R, Humulin® N y Humulin® 70/30 se presentan en un envase de 1 vial.

INSULINA HUMULIN®

ELI LILLY

N KwikPen

Humulin® N es una preparación de insulina de acción intermedia.

Composición.

Cada ml de Humulin® N contiene: Insulina Humana Isofana (origen ADN recombinante), 100 UI; excipientes (metacresol, glicerina, fenol, sulfato de protamina, fosfato dibásico de sodio, óxido de Zinc, agua para inyección) c.s. Durante la elaboración se puede haber agregado solución de hidróxido de sodio al 10% o solución de ácido clorhídrico al 10% para ajustar el pH.

Indicaciones.

Humulin® N KwikPen está indicada para el tratamiento de pacientes con diabetes mellitus que requieren insulina para el mantenimiento de la homeostasis de la glucosa.

Dosificación.

La dosis debe ser determinada por el médico de acuerdo a los requerimientos del paciente. Sin embargo, la dosis subcutánea inicial recomendada para Humulin® N KwikPen es de 0.5 a 0.8 unidades (UI) por Kg de peso corporal como dosis única o de 0.5 a 1.2 unidades (UI) por Kg de peso corporal por día en dosis divididas. No obstante, el régimen de tratamiento de cada paciente debe basarse en los requerimientos metabólicos individuales. La dosis de mantenimiento debe ser determinada por el médico tratante. Humulin® N KwikPen se administra solo por vía subcutánea. No debe administrarse por vía intravenosa. La administración subcutánea puede realizarse en el antebrazo, muslo, abdomen o glúteos. El sitio de inyección deberá rotarse de manera tal que el mismo sitio no sea utilizado más de una vez por mes para evitar la aparición de trastornos lipodistróficos. Luego de la inyección de Humulin® N KwikPen no masajee el sitio de inyección. Los pacientes deberían ser instruidos acerca de las técnicas de inyección adecuadas. INSTRUCCIONES DE USO: Verificar siempre la caja y la etiqueta de su dispositivo en cuanto al nombre y a la denominación por letra de la insulina que reciba en la farmacia para asegurarse de que es la misma que la prescrita por el médico. Verificar siempre el aspecto de la insulina antes de extraer una dosis. Humulin® N KwikPen debe tener un aspecto uniformemente turbio o lechoso después de la mezcla. Rotar el dispositivo suavemente entre las palmas de las manos 10 veces. Luego, invertir el dispositivo 180° grados diez veces. La insulina deberá verse uniformemente mezclada. La insulina deberá presentar un aspecto turbio o lechoso homogéneo luego de la mezcla. Si esto no ocurre, repetir los pasos anteriores hasta que el contenido se mezcle. Los dispositivos deben examinarse con frecuencia. No utilizar si la sustancia de insulina (material blanco) permanece visiblemente separada del líquido luego de mezclar. No utilizar si hay grumos de insulina luego de la mezcla. No utilizar si se observan partículas blancas sólidas adheridas a las paredes del cartucho que le otorguen un aspecto escarchado.

Contraindicaciones.

Humulin® N KwikPen está contraindicado durante los episodios de hipoglucemia. Humulin® N KwikPen está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a la insulina humana o a cualquiera de los excipientes de la fórmula.

Reacciones adversas.

Generales: Reacciones alérgicas. Piel y apéndices: Rara vez puede observarse Lipoatrofia (depresión a nivel de la piel), Lipodistrofía o Lipohipertrofia (ampliación o engrosamiento del tejido) en el lugar de inyección, edema. Metabólicos: Hipoglucemia. Resistencia a la insulina. La hipoglucemia es el efecto adverso más frecuente que un paciente diabético puede sufrir durante la terapia con insulina. La hipoglucemia severa puede llevar a la pérdida de la conciencia y en casos extremos, a la muerte. Alergia local: Los pacientes ocasionalmente experimentan enrojecimiento, inflamación y prurito en el sitio de inyección de la insulina. Estos efectos generalmente desaparecen en pocos días a algunas semanas. En algunos casos estas reacciones están relacionadas a otros factores distintos de la insulina como irritantes en el agente limpiador o una técnica de inyección deficiente. Alergia sistémica: Menos común, pero potencialmente más seria, es la alergia generalizada a la insulina, la cual puede producir erupción cutánea por todo el cuerpo, dificultad para respirar (disnea), sibilancia, reducción de la presión arterial (hipotensión), taquicardia o sudoración. Los casos severos de alergia generalizada pueden amenazar la vida. Aumento de Peso: Puede ocurrir un aumento de peso con algunas terapias con insulina. Este evento ha sido atribuido al efecto anabólico de la insulina y a la disminución en la glucosuria. Edema periférico: Una terapia con insulina podría causar retención de sodio y edema, particularmente si el control metabólico pobre previo es mejorado por intensificación de la terapia con insulina.

Presentación.

Envases conteniendo 1 o 5 inyectores (dispositivos) prellenados, descartables de 3,0ml.

¿Qué es P.R.Vademécum?