VINCRISTINA SULFATO

PFIZER

Antineoplásico.

Composición.

Vincristina sulfato solución inyectable 1mg/ mL. Excipientes: Manitol, Agua para Inyectables c.s.

Indicaciones.

El sulfato de vincristina está indicado solo o en combinación con otras terapias antitumorales para el tratamiento de: Leucemias, incluyendo leucemia linfocítica aguda, leucemia linfocítica crónica, leucemia mieloide aguda y crisis blástica de la leucemia mieloide crónica. Linfomas malignos, incluyendo enfermedad de Hodgkin y linfomas no Hodgkin. Cáncer Pulmonar (carcinoma broncogénico de células pequeñas). Tumor de Wilm. Neuroblastoma. Sarcomas de Ewing. Púrpura Trombocitopénica Idiopática Verdadera. Rabdomiosarcoma Sarcoma Osteogénico. Micosis Fungoide. Carcinoma de Cuello Uterino. Carcinoma de Mamas. Melanoma Maligno.

Dosificación.

Esta preparación es exclusivamente para uso intravenoso. Debe ser administrada sólo por individuos con experiencia en quimioterapia para el cáncer. Debe tenerse extremo cuidado al calcular y administrar la dosis de sulfato de vincristina, ya que la sobredosis puede tener resultados muy serios o fatales La dosis calculada de la solución para inyección se extrae con una jeringa y se inyecta ya sea directamente en una vena o en el tubo de una infusión intravenosa corriente de solución salina normal o glucosa en agua, la que sea más adecuada para el paciente. Debe tenerse cuidado para evitar la infiltración a los tejidos subcutáneos. La inyección puede completarse en aproximadamente un minuto. Si llegara a ocurrir una fuga al tejido circundante durante la administración intravenosa de sulfato de vincristina, podría causar una irritación considerable. La inyección debe interrumpirse de inmediato y cualquier porción restante de la dosis debe reintroducirse en otra vena. La inyección local de hialuronidasa y la aplicación de calor moderado en el área de la fuga ayudan a dispersar el medicamento, y se cree que disminuye las molestias y la posibilidad de celulitis. Uso en Adultos: Sulfato de vincristina se administra por vía intravenosa en intervalos semanales. La dosis recomendada es de 1.4 a 1.5 mg/m2 hasta un máximo de 2 mg a la semana. La dosis siempre debe ajustarse individualmente, debido al estrecho margen que existe entre los niveles terapéuticos y los niveles tóxicos y a las variaciones individuales en la respuesta. Uso en Ancianos: Igual que el Uso en Adultos. Uso en Niños: La dosis usual es de 2 mg/m2. Para niños con un peso de 10 kg o menos, la dosis inicial debe ser de 0.05 mg/kg, administrada una vez a la semana. Uso en la Disfunción Hepática: Se recomienda una reducción de 50% en la dosis de sulfato de vincristina para los pacientes que tienen un valor de bilirrubina directa en suero superior a 3 mg/100 ml (51mM/L).

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al Sulfato de Vincristina o a cualquiera de sus excipientes. La administración intratecal generalmente produce la muerte. No debe administrarse sulfato de vincristina a pacientes con la forma desmielinizante del síndrome de Charcot-Marie-Tooth.

Efectos indeseables.

En general, las reacciones adversas son reversibles y se relacionan con la dosis y con las dosis acumulativas. No se recomienda el uso de cantidades pequeñas de sulfato de vincristina diariamente durante periodos largos. La reacción adversa más común es alopecia; las reacciones adversas más problemáticas son de origen neuromuscular. Cuando se emplean dosis semanales únicas del medicamento, las reacciones adversas de granulocitopenia, dolor neurítico y constipación generalmente son de corta duración (esto es, menos de 7 días). Cuando la dosis se reduce, estas reacciones pueden disminuir o desaparecer. Parecen aumentar cuando la cantidad calculada del medicamento se administra en dosis divididas. Otras reacciones adversas, tales como alopecia, pérdida sensitiva, parestesia, dificultad para caminar, marcha precipitada, pérdida de los reflejos de los tendones profundos y debilitamiento muscular pueden persistir por lo menos mientras continúe la terapia. La disfunción sensitivomotora generalizada puede volverse progresivamente más severa con el tratamiento continuo. En la mayoría de los casos, desaparecen hacia la sexta semana aproximadamente después de la suspensión del tratamiento, pero las dificultades neuromusculares pueden persistir durante periodos prolongados en algunos pacientes. Puede haber recrecimiento del pelo mientras continúa la terapia de mantenimiento. Se han reportado las siguientes reacciones adversas: Trastornos del Sistema Sanguíneo y Linfático: Granulocitopenia: el sulfato de vincristina no parece tener ningún efecto constante o significativo en las plaquetas o los eritrocitos. Sin embargo, se han reportado anemia y trombocitopenia. Si hay trombocitopenia presente cuando se inicia el tratamiento con sulfato de vincristina, ésta puede mejorar antes de la aparición de remisión de la médula. Trastornos del Sistema Inmunológico: Se han reportado casos raros de reacciones de tipo alérgico, como anafilaxis, rash cutáneo y edema, temporalmente relacionados con la terapia con sulfato de vincristina en pacientes que reciben sulfato de vincristina como parte de un régimen de quimioterapia con múltiples medicamentos. Trastornos Endocrinos: Se han observado casos raros de un síndrome atribuible a la secreción inapropiada de la hormona antidiurética en pacientes tratados con sulfato de vincristina. Este se manifiesta por una elevada excreción de sodio en la orina en presencia de hiponatremia; sin presencia de enfermedad renal o adrenal, hipotensión, deshidratación, azotemia o edema clínico. No hay azotemia o edema clínico. El tratamiento de privación de líquidos resulta en una mejoría en la hiponatremia y en la pérdida renal de sodio. Trastornos del Sistema Nervioso (a menudo dosis-limitantes): Se han reportado dolor neurítico, pérdida sensitiva, parestesia, dificultad para caminar, marcha precipitada, pérdida de los reflejos de los tendones profundos, ataxia, parálisis, pie caído y parálisis de los nervios craneales, que afectan especialmente los músculos extraoculares y laríngeos, dolor de la glándula parótida, dolor de las extremidades y mialgias: el dolor en estas áreas puede ser severo. Se han reportado convulsiones, frecuentemente con hipertensión, en algunos pacientes que reciben sulfato de vincristina. Se han reportado varios casos de convulsiones seguidos por coma en niños. Se han reportado ceguera cortical transitoria y atrofia óptica con ceguera. Con frecuencia parece haber una secuencia en el desarrollo de efectos secundarios neuromusculares. Inicialmente, puede encontrarse solamente deterioro sensitivo y parestesia. Con el tratamiento continuo, pueden aparecer dolor neurítico y posteriormente dificultades motoras. Todavía no hay reportes de algún agente que pueda revertir las manifestaciones neuromusculares del sulfato de vincristina. El tratamiento con alcaloides de la vinca ha resultado en raras ocasiones en daño vestibular y auditivo al octavo nervio craneal. Las manifestaciones incluyen sordera parcial o total, la cual puede ser temporal o permanente, y dificultades con el equilibrio, incluyendo mareo, nistagmo y vértigo. Se justifica prestar particular atención cuando se usa sulfato de vincristina en combinación con otros agentes conocidos por ser ototóxicos, como los compuestos que contienen platino. Trastornos Cardiacos: Cuando se han administrado combinaciones de quimioterapia que han incluido Sulfato de Vincristina a pacientes previamente tratados con radiación mediastínica, estas se han asociado con enfermedad de las arterias coronarias e infarto al miocardio. No se ha establecido una relación causal. Trastornos Vasculares: Hipertensión, hipotensión. Trastornos Respiratorios, Torácicos y Mediastinales: Dolor faríngeo. Trastornos Gastrointestinales: Han ocurrido constipación, calambres abdominales, íleo paralítico, diarrea, náuseas, vómito, ulceración bucal, necrosis y/o perforación intestinal y anorexia. La constipación que puede presentarse responde bien a medidas usuales tales como enemas y laxantes. La constipación puede manifestarse como impacción de la parte superior del colon y el recto puede encontrarse vacío en el examen físico. El dolor abdominal colicoide junto a un recto vacío pueden llevar al médico a conclusiones erróneas. Un exámen radiológico del abdomen es útil para demostrar esta condición. Se recomienda un régimen profiláctico de rutina contra la constipación para todos los pacientes que reciben sulfato de vincristina. Puede ocurrir íleo paralítico, particularmente en niños pequeños. El íleo se revertirá con la suspensión temporal del sulfato de vincristina y con el cuidado sintomático. Trastornos de la Piel y Subcutáneos: Alopecia, rash cutáneo. Trastornos Musculoesqueléticos y del Tejido Conectivo: Debilitamiento muscular, dolor óseo, dolor de espalda, mialgias, dolor mandibular, dolor de la glándula parótida, dolor faríngeo. Trastornos Renales y Urinarios: Han ocurrido poliuria, disuria y retención urinaria debida a vejiga atónica. De ser posible, deben suspenderse otros medicamentos conocidos por causar retención de orina (particularmente en individuos de edad avanzada) durante los primeros días después de la administración de sulfato de vincristina. Trastornos Generales y Condiciones en el Sitio de la Administración: Fiebre, cefalea, reacción en el sitio de la inyección, dificultad para caminar. Investigaciones: Pérdida de peso.

Advertencias.

Exclusivamente para uso intravenoso. Puede ser fatal si se administra por vía intratecal. Tratamiento de la Administración Intratecal: Después de la administración intratecal, la remoción del líquido cefalorraquídeo (LCR) y el lavado con Ringer Lactacto y otras soluciones, no ha prevenido la parálisis ascendente que conduce a la muerte. En un adulto se detuvo la parálisis, con cierta recuperación, mediante el siguiente tratamiento iniciado de inmediato: Remoción de LCR tanto como sea posible retirar sin riesgo. Lavado con solución Ringer Lactacto mediante infusión continua a 150 ml/h, a través de un catéter en un ventrículo lateral cerebral y removido a través del acceso lumbar, hasta obtener plasma fresco congelado. Luego, se administraron 25 ml de plasma fresco congelado, diluido con 1 L de solución Ringer Lactacto, de manera similar a 75 ml/h. La velocidad de infusión se ajustó para mantener el nivel de proteínas del líquido espinal a 150 mg/dl. Se administraron 10 g de ácido glutámico i.v. durante 24 horas, seguidos de 500 mg tres veces al día por vía oral durante un mes. El ácido glutámico puede no ser esencial. Hematológicas: Es menos probable que ocurra granulocitopenia después de una terapia que ha sido efectiva con sulfato de vincristina que con sulfato de vinblastina y otros agentes oncolíticos. Un estudio de los efectos secundarios de la solución de sulfato de vincristina inyectable en todos los grupos de edad revela que generalmente es la toxicidad neuromuscular, más que la toxicidad en la médula ósea, la que limita la dosificación. Sin embargo, debido a la posibilidad de granulocitopenia, tanto el médico como el paciente deben estar atentos a los signos de cualquier infección que pudiera causar complicaciones. Aunque la granulocitopenia preexistente no necesariamente es una contraindicación a la administración de sulfato de vincristina, la aparición de granulocitopenia durante el tratamiento considera una evaluación cuidadosa antes de administrar la siguiente dosis. Disfunción Hepática: Un aumento en la severidad de los efectos secundarios pueden presentar los pacientes con enfermedad hepática suficiente para reducir la excreción biliar. Nefropatía por Ácido Úrico: Nefropatía aguda por ácido úrico, la cual puede ocurrir después de la administración de agentes oncológicos, se ha reportado con Sulfato de Vincristina. Neurológicas: Debe prestarse especial atención a la dosificación y a los efectos secundarios neurológicos si se administra sulfato de vincristina a pacientes con enfermedad neuromuscular preexistente, y cuando se están utilizando otros medicamentos con potencial neurotóxico. Si se diagnostica Leucemia a nivel del Sistema Nervioso Central, podrían requerirse agentes adicionales, ya que el sulfato de vincristina no parece atravesar la barrera hematoencefálica en cantidades adecuadas. Respiratorias: Se han reportado entrecortamientos agudos del aliento y broncoespasmo severo después de la administración de alcaloides de la vinca. Estas reacciones se han encontrado con mayor frecuencia cuando el alcaloide de la vinca se usó en combinación con Mitomicina-C, y pueden ser serias cuando hay una disfunción pulmonar preexistente. El inicio puede ocurrir en unos minutos o en varias horas después de inyectar el alcaloide de la vinca, y puede ocurrir hasta 2 semanas después de la dosis de Mitomicina. Puede presentarse disnea progresiva que requiere terapia crónica. El sulfato de vincristina no debe volver a administrarse. Malignidades Secundarias. Los pacientes que han recibido quimioterapia con sulfato de vincristina en combinación con medicamentos contra el cáncer conocidos por ser carcinogénicos han desarrollado malignidades secundarias. No se ha determinado de qué manera contribuye el sulfato de vincristina al desarrollo de estas malignidades. No se encontró evidencia de carcinogenicidad después de la administración intraperitoneal en ratas y ratones, aunque este estudio fue limitado. Mutagenicidad: Las pruebas de laboratorio in vitro e in vivo no han logrado demostrar en forma concluyente que este producto sea mutagénico. La fertilidad después del tratamiento con sulfato de vincristina solo para la enfermedad maligna no ha sido estudiada en humanos. Reportes clínicos tanto de pacientes de sexo masculino como de pacientes de sexo femenino que recibieron quimioterapia con agentes múltiples que incluyó sulfato de vincristina, indican que pueden ocurrir azoospermia y amenorrea en pacientes postpuberales. Cuando se administra el mismo tratamiento a pacientes prepuberales, es mucho menos probable que cause azoospermia y amenorrea permanentes.

Interacciones.

Fenitoína: Se ha reportado que la administración oral o intravenosa simultánea de combinaciones de fenitoína y quimioterapia antineoplásica que incluyen sulfato de vincristina, reducen los niveles sanguíneos del anticonvulsivante y aumentan la actividad convulsiva. Aunque no se ha establecido la contribución de los alcaloides de la vinca, podrían requerirse ajustes de la dosis de fenitoína en base al monitoreo sanguíneo sucesivo cuando se utiliza en combinación con sulfato de vincristina. L-asparaginasa: Cuando el sulfato de vincristina se utiliza en combinación con L-asparaginasa, debe administrarse 12 a 24 horas antes de la administración de la enzima a fin de reducir al mínimo la toxicidad, ya que la administración de L-asparaginasa en primer lugar puede reducir la depuración hepática del sulfato de vincristina. Radioterapia: Cuando la quimioterapia se administra conjuntamente con radioterapia, el uso del sulfato de vincristina debe retrasarse hasta que la radioterapia haya concluido. Mitomicina-C: Ver Advertencias. Respiratorias: Inhibidores de CYP 3A4: Debe tenerse precaución en los pacientes que toman en forma concomitante medicamentos conocidos por inhibir el metabolismo de medicamentos por las isoenzimas hepáticas del citocromo P450 de la subfamilia del CYP 3A o en los pacientes con disfunción hepática. Se ha reportado que la administración concomitante de Sulfato de Vincristina con Itraconazol (un inhibidor conocido de la misma vía metabólica) causa un inicio más temprano y/o un aumento de la severidad de los efectos secundarios neuromusculares. Aunque no se ha estudiado in vitro o in vivo, voriconazol puede aumentar las concentraciones plasmáticas de los alcaloides de la vinca, incluyendo al sulfato de vincristina, y puede conducir a neurotoxicidad. Por lo tanto, se recomienda considerar un ajuste de la dosis de sulfato de vincristina. Embarazo y Lactancia: Embarazo: Sulfato de Vincristina puede causar daño fetal cuando se administra a mujeres embarazadas, aunque no hay estudios adecuados y bien controlados. En varias especies animales, el sulfato de vincristina puede inducir efectos teratogénicos, así como embrioletalidad con dosis que son no tóxicas para la hembra preñada. Debe advertírsele a las mujeres con potencial para concebir que eviten quedar embarazadas mientras estén recibiendo Sulfato de Vincristina. Si se utiliza Sulfato de Vincristina durante el embarazo, o si la paciente se embaraza al estar recibiendo este medicamento, deberá informársele acerca del riesgo potencial para el feto. Lactancia: No se sabe si el Sulfato de Vincristina se excreta en la leche materna en humanos. Debido al potencial de reacciones adversas severas debidas al sulfato de vincristina en bebés lactantes, debe advertírsele a la madre que se abstenga de amamantar mientras esté recibiendo la terapia de Vincristina.

Sobredosificación.

Los efectos secundarios después del uso de sulfato de vincristina están relacionados con la dosis. En niños menores de 13 años de edad, ha ocurrido la muerte después de la administración de dosis de sulfato de vincristina que fueron de 10 veces la dosis recomendada para la terapia. Pueden ocurrir síntomas severos en este grupo de pacientes después de la administración de dosis de 3 a 4 mg/m2. Puede esperarse que los adultos experimenten síntomas severos después de la administración de dosis únicas de 3 mg/m2 o más. Por lo tanto, después de la administración de dosis más altas de las recomendadas, puede esperarse que los pacientes experimenten efectos secundarios exagerados. El cuidado de apoyo debe incluir lo siguiente: (a) prevención de los efectos secundarios que resultan del síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética (esto incluiría la restricción de la ingestión de líquidos y quizás la administración de un diurético que afecte la función del asa de Henle y el túbulo distal); (b) la administración de anticonvulsivantes; (c) el uso de enemas o catárticos para prevenir el íleo (en algunos casos, podría ser necesaria la descompresión del tracto gastrointestinal); (d) monitoreo del sistema cardiovascular; (e) determinación de los recuentos sanguíneos diarios como una guía en los requerimientos de transfusión. Se ha observado que el ácido folínico tiene un efecto protector en ratones normales a los que se les administraron dosis letales de sulfato de vincristina. Reportes de casos aislados sugieren que el ácido folínico puede ser útil en el tratamiento en humanos que han recibido una sobredosis. Un programa sugerido consiste en administrar 100 mg de ácido folínico por vía intravenosa cada 3 horas durante 24 horas, y luego cada 6 horas durante por lo menos 48 horas. Se pronostica que los niveles tisulares de sulfato de vincristina permanecerán significativamente elevados durante por lo menos 72 horas. El tratamiento con ácido folínico no elimina la necesidad de las medidas de apoyo mencionadas arriba. Debido a que en el dializado aparecen sólo cantidades muy pequeñas del medicamento, es improbable que la hemodiálisis sea útil en casos de sobredosis. No hay datos clínicos publicados sobre las consecuencias de la ingesta oral de sulfato de vincristina. En caso de ingesta oral, el estómago debe evacuarse, seguido de la administración oral de carbón activado y un catártico.

Presentación.

VINCRISTINA 1 mg/ 1 ml.

¿Qué es P.R.Vademécum?