CISORDINOL® ACUTARD

LUNDBECK CHILE

Grupo fármaco-terapéutico: Neurolépticos (antipsicóticos). Clasificación ATC: N05 AF05.

Composición.

Cada ml de Cisordinil® Acutard inyectable contiene: Zuclopentixol Acetato 50 mg, Triglicéridos de Cadena Media c.s.p. 1 ml.

Propiedades.

Propiedades farmacodinámicas: Mecanismo de acción: Zuclopentixol es un neuroléptico del grupo de los tioxantenos. El efecto antipsicótico de los neurolépticos está asociado a su acción de bloqueo del receptor de dopamina, pero posiblemente también contribuye el bloqueo del receptor de 5HT (5-hidroxitriptamina). In vitro, zuclopentixol tiene alta afinidad por los receptores dopamínicos D1 y D2, por los a1-adrenoceptores y los receptores 5HT2, pero carece de afinidad por los receptores colinérgicos muscarínicos. Tiene débil afinidad por el receptor histamínico (H1) y carece de actividad bloqueadora del a2-adrenoceptor. In vivo, la afinidad por los sitios de unión a D2 predomina sobre la afinidad por los receptores D1. Zuclopentixol ha demostrado ser un potente neuroléptico en todos los estudios de comportamiento de actividad neuroléptica (bloqueo del receptor dopamínico). En los modelos de ensayo in vivo hay correlación entre la afinidad por los sitios de unión dopamínicos D2 y las dosis orales diarias promedio del antipsicótico. Como la mayoría de los otros neurolépticos, zuclopentixol aumenta el nivel de prolactina en suero. Estudios farmacológicos mostraron un efecto pronunciado 4 horas después de la aplicación parenteral de zuclopentixol acetato en aceite. Se registró un efecto algo más marcado en el período de 1 a 3 días después de la inyección. En los días siguientes, el efecto declinó rápidamente. Eficacia clínica: En el uso clínico, zuclopentixol acetato está destinado al tratamiento inicial de psicosis agudas, manía y exacerbación de psicosis crónicas. Una única inyección de zuclopentixol acetato asegura una reducción rápida y pronunciada de los síntomas psicóticos. La duración del efecto es de 2 a 3 días y normalmente son suficientes solo 1 ó 2 inyecciones antes de poder pasar al paciente al tratamiento oral o con la formulación depot. Además de producir una significativa reducción o la completa eliminación de los síntomas nucleares de la esquizofrenia, como alucinaciones, delirios y alteraciones del pensamiento, zuclopentixol también tiene un marcado efecto sobre síntomas acompañantes, como hostilidad, suspicacia, agitación y agresividad. Zuclopentixol induce una sedación transitoria dependiente de la dosis. Sin embargo, esta sedación inicial usualmente es ventajosa en la fase aguda de la psicosis, ya que calma al paciente en el período previo a la instalación del efecto antipsicótico. La sedación inespecífica aparece rápidamente después de la inyección, es significativa al cabo de 2 horas y alcanza su máximo aproximadamente en 8 horas, a partir de lo cual declina sustancialmente y se mantiene débil a pesar de la repetición de las inyecciones. Zuclopentixol acetato es especialmente útil en el tratamiento de pacientes psicóticos agitados, inquietos, hostiles o agresivos. Propiedades farmacocinéticas: Absorción: Por esterificación del zuclopentixol con ácido acético, zuclopentixol se convierte en una sustancia más lipofílica, zuclopentixol acetato. Disuelto en aceite e inyectado por vía I.M., el éster se difunde en forma bastante lenta del aceite a la fase acuosa del organismo, donde es rápidamente hidrolizado, liberando el zuclopentixol activo. Después de la inyección IM, la concentración máxima en suero se alcanza en 24-48 horas (promedio 36 horas). La semivida promedio de eliminación plasmática (que refleja la liberación del depot), es de aproximadamente 32 horas. Distribución: El volumen de distribución aparente (Vd)b es de aproximadamente 20 l/kg. La unión a proteínas plasmáticas es de aproximadamente 98-99%. Biotransformación: El metabolismo de zuclopentixol se produce por 3 vías principales: Sulfoxidación, N-dealquilación de la cadena lateral y conjugación con ácido glucurónico. Los metabolitos carecen de actividad psicofarmacológica. En el cerebro y otros tejidos, zuclopentixol predomina sobre sus metabolitos. Eliminación: La semivida de eliminación (T½ b) de zuclopentixol es de aproximadamente 20 horas y la depuración sistémica promedio (Cls) es de aproximadamente 0.86 l/min. Zuclopentixol se excreta principalmente por material fecal, pero en cierto grado (aproximadamente 10%) por la orina. Sólo alrededor del 0.1% de la dosis se excreta sin modificar por orina, lo que significa que la carga renal de la droga es insignificante. En madres que amamantan, zuclopentixol se excreta en pequeñas cantidades por la leche. En estado estacionario, la relación promedio predosis de conc. en la leche/conc. en suero de las mujeres tratadas por vía oral o con el decanoato fue de aproximadamente 0.29. Linealidad: La cinética es lineal. El nivel sérico máximo promedio de zuclopentixol correspondiente a una dosis de a 100 mg de zuclopentixol acetato es de 102 nmol/l (41 ng/ml). Tres días después de la inyección, el nivel sérico es de aproximadamente 1/3 del máximo, es decir, 35 nmol/l (14 ng/ml). Pacientes ancianos: Los parámetros farmacocinéticos son esencialmente independientes de la edad de los pacientes. Función renal reducida: Sobre la base de las características de eliminación indicadas es razonable suponer que la función renal reducida probablemente no tenga mucha influencia sobre los niveles séricos de la droga madre. Función hepática reducida: No se dispone de datos. Polimorfismo: Una investigación in vivo demostró que parte de las vías metabólicas están sujetas a polimorfismo genético oxidativo esparteína/debrisoquina (CYP2D6).

Indicaciones.

Tratamiento inicial de trastornos psicóticos agudos (manía y/o exacerbación de trastornos psicóticos agudos).

Dosificación.

Adultos: La dosificación debe ajustarse individualmente de acuerdo con el estado del paciente. El rango de dosis habitual es de 50-150 mg (1-3 ml) I.M., repitiendo en caso necesario, preferiblemente con un intervalo de 2 a 3 días. En algunos pacientes puede ser necesaria una inyección adicional, 24 a 48 horas después de la primera inyección. Zuclopentixol acetato no está destinado al uso prolongado y la duración del tratamiento no debe superar las 2 semanas. La dosificación máxima acumulada no debe exceder 400 mg, con un máximo de 4 inyecciones. Para la terapia de mantenimiento, el tratamiento debe continuarse con zuclopentixol oral o zuclopentixol decanoato I.M., de acuerdo con la siguiente guía: 1) Cambio a zuclopentixol oral 2 a 3 días después de la última inyección de zuclopentixol acetato, un paciente que estuvo tratado con 100 mg de zuclopentixol acetato debe comenzar con 1 dosis oral de aproximadamente 40 mg diarios, posiblemente en tomas divididas. En caso necesario, la dosis se puede incrementar en 10-20 mg cada 2 a 3 días hasta 75 mg diarios o más. 2) Cambio a zuclopentixol decanoato concomitantemente con la (última) inyección de zuclopentixol acetato (100 mg), administrar 200-400 mg (1-2 ml) de zuclopentixol decanoato 200 mg/ml por vía I.M. y repetir cada segunda semana. Pueden requerirse dosis mayores o intervalos más cortos. Zuclopentixol acetato y zuclopentixol decanoato se pueden mezclar en 1 jeringa y administrar en una única inyección (co-inyección). Las dosis posteriores de zuclopentixol decanoato y el intervalo entre inyecciones deberán ajustarse de acuerdo con la respuesta del paciente. Pacientes ancianos: La dosificación puede tener que reducirse en ancianos. La dosis máxima por inyección es de 100 mg. Niños: Por falta de experiencia clínica, Cisordinol -Acutard no se recomienda para uso pediátrico. Función renal reducida: Cisordinol -Acutard se puede administrar en las dosis usuales a pacientes con función renal reducida. Función hepática reducida: Los pacientes con función hepática comprometida deben recibir la mitad de las dosis recomendadas; de ser posible, se aconseja determinar los niveles en suero. Forma de administración: Cisordinol -Acutard se administra por inyección I.M. en el cuadrante superior externo de la región glútea. Los volúmenes de inyección que excedan 2 ml deben dividirse para su aplicación en 2 sitios. La tolerabilidad local es buena. Modo de Empleo: Precauciones especiales para la eliminación (descarte): La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con las normativas locales.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes (ver Composición). Colapso circulatorio, nivel deprimido de conciencia por cualquier causa (p. ej., intoxicación con alcohol, barbitúricos u opiáceos), coma.

Efectos colaterales.

La mayoría de los efectos adversos son dependientes de la dosis. La frecuencia y severidad son más pronunciadas en la primera etapa del tratamiento y declinan posteriormente durante la continuación del tratamiento. Pueden aparecer reacciones extrapiramidales, especialmente en los primeros días después de una inyección y en la primera etapa del tratamiento. En la mayoría de los casos, estos efectos secundarios se pueden controlar satisfactoriamente reduciendo la dosis y/o usando drogas antiparkinsonianas. No se recomienda el uso profiláctico de rutina de antiparkinsonianos. Las drogas antiparkinsonianas no atenúan la disquinesia tardía y pueden agravarla. Se recomienda reducir la dosis o, de ser posible, la discontinuación de la terapia con zuclopentixol. En la acatisia persistente, puede ser de utilidad una benzodiazepina o el propranolol. Las frecuencias están tomadas de la literatura y de reportes espontáneos. Las frecuencias se clasifican en: Muy frecuente (≥1/10), frecuente (≥1/100 a < 1/10), infrecuente (≥1/1000 a < 1/100), rara (≥1/10000 a < 1/1000), muy rara ( < 1/10000), o desconocida (no se puede estimar a partir de los datos disponibles). Trastornos cardíacos: Frecuente: Taquicardia, palpitaciones. Rara: QT prolongado en el electrocardiograma. Trastornos de la sangre y el sistema linfático: Rara: Trombocitopenia, neutropenia, leucopenia, agranulocitosis. Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuente: Somnolencia, acatisia, hiperquinesia, hipoquinesia. Frecuente: Temblor, distonía, hipertonía, mareos, cefalea, parestesia, trastorno de la atención, amnesia, marcha anormal. Infrecuente: Disquinesia tardía, hiperreflexia, disquinesia, parkinsonismo, síncope, ataxia, trastorno del habla, hipotonía, convulsión, migraña. Muy rara: Síndrome neuroléptico maligno. Trastornos oculares: Frecuente: Trastorno de la acomodación, visión anormal. Infrecuente: Crisis oculogira, midriasis. Trastornos auditivos y laberínticos: Frecuente: Vértigo. Infrecuente: Hiperacusia, zumbidos. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Frecuente: Congestión nasal, disnea. Trastornos gastrointestinales: Muy frecuente: Sequedad bucal. Frecuente: Hipersecreción salival, constipación, vómitos, dispepsia, diarrea. Infrecuente: Dolor abdominal, náuseas, flatulencia. Trastornos renales y urinarios: Frecuente: Trastorno de la micción, retención urinaria, poliuria. Trastornos de la piel y el tejido: Subcutáneo. Frecuente: Hiperhidrosis, prurito. Infrecuente: Rash, reacción de fotosensibilidad, trastorno de la pigmentación, seborrea, dermatitis, púrpura. Trastornos músculo-esqueléticos y del tejido conectivo: Frecuente: Mialgia. Infrecuente: Rigidez muscular, trismus, tortícolis. Trastornos endócrinos: Rara: Hiperprolactinemia. Trastornos del metabolismo y la nutrición: Frecuente: Aumento del apetito, aumento del peso. Infrecuente: Disminución del apetito, disminución del peso. Rara: Hiperglucemia, disminución de la tolerancia a la glucosa, hiperlipidemia. Trastornos vasculares: Infrecuente: Hipotensión, oleadas de calor. Muy raro: Tromboembolismo venoso. Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración: Frecuente: Astenia, fatiga, malestar, dolor. Infrecuente: Sed, hipotermia, pirexia. Trastornos del sistema inmunitario: Rara: Hipersensibilidad, reacción anafiláctica. Trastornos hepatobiliares: Infrecuente: Pruebas anormales de función hepática. Muy raro: Hepatitis colestásica, ictericia. Embarazo, puerperio y condiciones perinatales. Desconocida: Síndrome de retirada neonatal (ver Embarazo y lactancia). Trastornos del sistema reproductor y las mamas: Infrecuente: Trastorno de la eyaculación, disfunción eréctil, trastorno del orgasmo femenino, sequedad vulvovaginal. Rara: Ginecomastia, galactorrea, amenorrea, priapismo. Trastornos psiquiátricos: Frecuente: Insomnio, depresión, ansiedad, nerviosismo, sueños anormales, agitación, libido disminuida. Infrecuente: Apatía, pesadillas, libido aumentada, estado confusional. Como con otras drogas pertenecientes a la clase terapéutica de los antipsicóticos, con zuclopentixol acetato se han comunicado casos aislados de prolongación del QT, arritmias ventriculares - fibrilación ventricular, taquicardia ventricular, Torsade de Pointes y muerte súbita inexplicada (ver Advertencias). La discontinuación abrupta de zuclopentixol acetato puede acompañarse de síntomas de abstinencia. Los más comunes son náuseas, vómitos, anorexia, diarrea, rinorrea, sudoración, mialgias, parestesias, insomnio, inquietud, ansiedad y agitación. Los pacientes también pueden experimentar vértigo, sensaciones alternadas de calor y frío y temblor. Los síntomas generalmente comienzan de 1 a 4 días después de la interrupción y ceden en 7 a 14 días. Notificación de sospechas de reacciones adversas: Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su comercialización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del Sistema Nacional de Farmacovigilancia.

Advertencias.

La posibilidad de desarrollo del síndrome neuroléptico maligno (hipertermia, rigidez muscular, fluctuación del nivel de conciencia, inestabilidad del sistema nervioso autónomo) existe con cualquier neuroléptico. El riesgo es posiblemente mayor con los agentes más potentes. Los pacientes con síndrome cerebral orgánico preexistente, retardo mental y abuso de opiáceos y alcohol están sobrerrepresentados en los casos fatales. Tratamiento: Discontinuación del neuroléptico. Tratamiento sintomático y medidas generales de apoyo. Dantroleno y bromocriptina pueden ser de utilidad. Los síntomas pueden persistir durante más de 1 semana después de discontinuar los neurolépticos orales y durante un período un poco más prolongado con las formas depot de los fármacos. Al igual que otros neurolépticos, zuclopentixol acetato debe usarse con precaución en pacientes con síndrome cerebral orgánico, convulsiones y enfermedad hepática avanzada. Como está descripto con otros antipsicóticos, zuclopentixol acetato puede modificar las respuestas a la insulina y la glucosa, requiriendo el ajuste de la terapia antidiabética en pacientes diabéticos. Al igual que otras drogas de la clase terapéutica de los antipsicóticos, zuclopentixol puede causar prolongación del intervalo QT. La prolongación persistente de los intervalos QT puede aumentar el riesgo de arritmias malignas. Por lo tanto, zuclopentixol acetato debe usarse con precaución en individuos susceptibles (con hipopotasemia, hipomagnesemia o predisposición genética) y en pacientes con historia de trastornos cardiovasculares, p. ej., prolongación del QT, bradicardia significativa ( < 50 latidos por minuto), infarto agudo de miocardio reciente, insuficiencia cardíaca descompensada o arritmias cardíacas. Debe evitarse el tratamiento concomitante con otros antipsicóticos (ver Interacciones). Se han reportado casos de tromboembolismo venoso (VTE) con drogas antipsicóticas. Como los pacientes tratados con antipsicóticos a menudo presentan factores de riesgo adquiridos de VTE, antes y durante el tratamiento con zuclopentixol acetato hay que identificar todos los posibles factores de riesgo de VTE y adoptar las medidas preventivas correspondientes. Ancianos: Accidente cerebrovascular: Con algunos antipsicóticos atípicos se ha observado en estudios clínicos aleatorizados controlados con placebo un aumento de aproximadamente 3 veces del riesgo de eventos adversos cerebrovasculares en la población con demencia. Se desconoce el mecanismo de este riesgo aumentado. No es posible excluir un riesgo aumentado con otros antipsicóticos o en otras poblaciones de pacientes. Zuclopentixol acetato debe usarse con precaución en pacientes con factores de riesgo de accidente cerebrovascular. Mortalidad aumentada en ancianos con demencia: Datos de 2 grandes estudios observacionales mostraron que los ancianos con demencia tratados con antipsicóticos tienen un pequeño aumento del riesgo de muerte en comparación con los no tratados. Son insuficientes los datos como para obtener una estimación precisa de la magnitud del riesgo, y se desconoce la causa del riesgo aumentado. Zuclopentixol acetato no está aprobado para el tratamiento de alteraciones del comportamiento asociadas a la demencia. Precauciones: Embarazo, lactancia y fertilidad: Embarazo: Zuclopentixol acetato no debe administrarse durante el embarazo, a menos que el beneficio esperado para la paciente supere el riesgo teórico para el feto. Los recién nacidos expuestos a antipsicóticos (incluyendo zuclopentixol) durante el tercer trimestre del embarazo corren el riesgo de reacciones adversas extrapiramidales y/o síntomas de abstinencia que pueden variar en severidad y duración después del parto. Se han notificado casos de agitación, hipertonía, hipotonía, temblor, somnolencia, dificultad respiratoria o en la alimentación. En consecuencia, los recién nacidos deben ser monitorizados cuidadosamente. Estudios en animales han demostrado toxicidad reproductiva (ver Datos de seguridad preclínicos). Lactancia: Como el zuclopentixol se encuentra en bajas concentraciones en la leche materna, no es probable que afecte al lactante cuando se lo usa en dosis terapéuticas. La dosis ingerida por el lactante es menos del 1% de la dosis materna por peso (en mg/kg). Se recomienda suspender la lactancia. Sin embargo, se podría continuar con la lactancia durante la terapia con zuclopentixol acetato sólo si se lo considera de importancia clínica, pero se recomienda observar al lactante y evaluar el beneficio sobre el posible riesgo, particularmente durante las primeras 4 semanas de vida. Fertilidad: En seres humanos se han notificado efectos adversos tales como hiperprolactinemia, galactorrea, amenorrea, disminución de la libido, disfunción eréctil, trastornos del orgasmo en la mujer, sequedad vulvovaginal y trastornos en la eyaculación (ver Efectos colaterales). Estos efectos pueden tener un impacto negativo sobre la función sexual femenina y/o masculina y la fertilidad. Si la hiperprolactinemia, galactorrea, amenorrea o disfunción sexual es clínicamente significativa, se debe considerar una reducción de la dosis (si es posible) o la suspensión del tratamiento. Los efectos son reversibles con la suspensión. La administración de zuclopentixol a ratas macho y hembra se asoció con un ligero retraso en el apareamiento. En un experimento en el cual zuclopentixol se administró a través de la dieta se observó una alteración del apareamiento y una reducción de la tasa de concepción. Efectos sobre la capacidad de conducir y usar maquinarias: Cisordinol Acutard es una droga sedante. Los pacientes que reciben una medicación psicotrópica pueden tener cierta disminución de la atención general y la concentración y deben ser advertidos sobre su capacidad para conducir o usar maquinarias. Datos de seguridad preclínica: Toxicidad aguda: Zuclopentixol tiene baja toxicidad aguda. Toxicidad crónica: En estudios de toxicidad crónica no hubo hallazgos relevantes para el uso terapéutico de zuclopentixol. Toxicidad reproductiva: Sobre la base de los datos de los estudios de toxicidad reproductiva, no hay motivo de preocupación especial por el uso de zuclopentixol en mujeres en edad fértil. No obstante, en un estudio peri/postnatal en ratas, dosis de 5 y 15 mg/kg/día resultaron en un incremento de fetos nacidos muertos, supervivencia reducida de las crías y retardo del desarrollo de las crías. No es clara la significación clínica de estos hallazgos, siendo posible que el efecto sobre las crías fuera debido al descuido de las madres que fueron expuestas a dosis de zuclopentixol que produjeron toxicidad materna. Mutagénesis y carcinogénesis: Zuclopentixol no tiene potencial mutagénico ni carcinogénico. En un estudio de oncogénesis en ratas, la dosis de 30 mg/kg/día durante 2 años (dosis máxima) resultó en ligeros aumentos no estadísticos de la incidencia de adenocarcinomas mamarios, adenomas de islotes pancreáticos, carcinomas en hembras y carcinomas parafoliculares de tiroides. El ligero aumento de la incidencia de estos tumores es un hallazgo frecuente con antagonistas D2, que aumentan la secreción de prolactina cuando se los administra a ratas. Las diferencias fisiológicas entre ratas y humanos con respecto a la prolactina hacen incierta la significación clínica de estos hallazgos, aunque se acepta que no son predictores de riesgo oncogénico en pacientes. Toxicidad local: Con las inyecciones de soluciones acuosas de neurolépticos, incluido zuclopentixol, se observa lesión muscular local. El daño muscular es mucho mayor con las soluciones acuosas de neurolépticos que con las soluciones oleosas de zuclopentixol acetato y zuclopentixol decanoato.

Interacciones.

Combinaciones que requieren precauciones de uso: Zuclopentixol acetato puede aumentar el efecto sedante del alcohol y los efectos de los barbitúricos y otros depresores del sistema nervioso central. Los neurolépticos pueden aumentar o reducir el efecto de drogas antihipertensivas; puede verse reducido el efecto antihipertensivo de la guanetidina y compuestos con mecanismo de acción similar. El uso concomitante de neurolépticos y litio aumenta el riesgo de neurotoxicidad. Los antidepresivos tricíclicos y los neurolépticos inhiben mutuamente sus respectivos metabolismos. Zuclopentixol acetato puede reducir el efecto de la levodopa y de los agentes adrenérgicos. El uso concomitante de metoclopramida y piperazina aumenta el riesgo de trastornos extrapiramidales. Como zuclopentixol es metabolizado parcialmente por CYP2D6, el uso concomitante de drogas que inhiben esta enzima puede reducir la depuración (clearance) del zuclopentixol. Los aumentos del intervalo QT asociados al tratamiento antipsicótico pueden verse exacerbados por la coadministración con otras drogas que aumentan significativamente el intervalo QT. Debe evitarse la coadministración de este tipo de drogas. Las clases relevantes incluyen: Antiarrítmicos clase Ia y III (p. ej., quinidina, amiodarona, sotalol dofetilida), algunos antipsicóticos (p. ej., tioridazina), algunos macrólidos (p. ej., eritromicina), algunos antihistamínicos (p. ej., terfenadina, astemizol), algunos antibióticos quinolónicos (p. ej., gatifloxacina, moxifloxacina). La lista anterior no es exhaustiva y deben evitarse otras drogas individuales con acción conocida de aumento significativo del intervalo QT (p. ej., cisaprida, litio). Las drogas que causan alteraciones electrolíticas, como los diuréticos tiazídicos (hipopotasemia) y las drogas que aumentan la concentración plasmática de zuclopentixol también deben usarse con precaución, ya que pueden aumentar el riesgo de prolongación del QT y de arritmias malignas (ver Advertencias).

Incompatibilidades.

Zuclopentixol acetato solamente se puede mezclar con zuclopentixol decanoato, que también está disuelto en triglicéridos de cadena intermedia (Farmacopea Europea). Zuclopentixol acetato no debe mezclarse con formulaciones depot con aceite de sésamo como vehículo, ya que produciría cambios definidos en las propiedades farmacocinéticas de las preparaciones.

Conservación.

Precauciones especiales de almacenamiento: Conservar por debajo de 30°C. Mantener las ampollas en la caja para protegerlas de la luz.

Sobredosificación.

Por la forma de administración, es improbable que ocurran síntomas de sobredosificación. Síntomas: Somnolencia, coma, trastornos del movimiento, convulsiones, shock, hipertermia/hipotermia. Se han reportado cambios en el ECG, prolongación del QT, Torsade de Pointes, paro cardíaco y arritmias ventriculares con la administración de sobredosis junto con drogas con efectos cardíacos conocidos. Tratamiento: El tratamiento es sintomático y de apoyo. Deben instituirse medidas de apoyo ventilatorio y cardiovascular. No debe usarse epinefrina (adrenalina) por la posibilidad de acentuar la hipotensión arterial. Las convulsiones se pueden tratar con diazepam y los síntomas de trastornos del movimiento con biperiden. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología.

Observaciones.

No deje este ni ningún otro medicamento al alcance de los niños.

Presentación.

Envase conteniendo 1 ampolla de 1 ml.

¿Qué es P.R.Vademécum?