NIMESYL

SYNTHON

Antiinflamatorio no esteroidal, analgésico, antipirético.

Composición.

Cada cápsula contiene: nimesulida 100mg, excipientes cs.

Indicaciones.

Tratamiento de estados inflamatorios dolorosos y no dolorosos, incluyendo aquellos asociados con fiebre, en particular patologías del sistema osteoarticular (osteoartritis, artritis reumatoidea). Dismenorrea, mastalgia, migraña menstrual. Inflamaciones del tracto respiratorio (bronquitis, neumonitis), ORL (amigdalitis, laringotraqueítis), genitourinario e inflamaciones postraumáticas, posoperatorias y del tejido blando. Tratamiento del dolor en oncología.

Dosificación.

Adultos: la dosis usual es 100mg dos veces al día, que puede ser aumentada a 200mg dos veces al día de acuerdo a la severidad de los síntomas y a la respuesta del paciente. En dismenorrea la dosis habitual es de 100-200mg dos veces al día, iniciando la terapia 3 a 5 días antes de la menstruación. En pacientes con insuficiencia renal, en los que el clearance de creatinina oscila entre 30 y 80ml/min, no es necesario reducir la posología del producto. En caso de daño renal severo, la droga está contraindicada. En pacientes de edad avanzada ( > 65 años) se recomienda la dosis usual (100mg dos veces al día). La ingesta de alimentos no altera la absorción y biodisponibilidad de la droga. Sin embargo, para lograr una mejor adhesividad o cumplimiento del tratamiento, generalmente, se recomienda administrar el producto después de las comidas. La duración de la terapia depende de las indicaciones. En caso de tratamiento sintomático de la osteoartritis, se sugieren ciclos de terapia recurrentes para tratar los ataques (dolor agudo).

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad conocida al fármaco. El producto no debe ser administrado en pacientes con hemorragias gastrointestinales o úlcera péptica activa. Insuficiencia hepática o renal moderada a severa. Embarazo y lactancia. Advertencias: mantener fuera del alcance de los niños. Administrar sólo en caso de necesidad extrema en pacientes sensibles al ácido acetilsalicílico o a otros antiinflamatorios no esteroidales, dado que puede producirse reacción alérgica cruzada.

Efectos colaterales.

A las dosis terapéuticas recomendadas, en general es bien tolerado. Ocasionalmente y en particular, en personas sensibles, el producto puede producir efectos gastrointestinales como dolores abdominales, náuseas, vómitos, gastritis. Debe considerarse la posibilidad de úlcera péptica y/o sangrado gastrointestinal. Excepcionalmente, se puede presentar alergia con prurito y/o erupciones cutáneas. Se han reportado alteraciones hepáticas a veces severas relacionadas con el uso de nimesulida.

Precauciones.

El producto debe ser administrado con precaución en pacientes con anamnesis de desórdenes hemorrágicos, desórdenes del tracto gastrointestinal, pacientes que reciben terapia anticoagulante o fármacos inhibidores de la agregación plaquetaria, también en pacientes con compromiso de la función renal o hepática, pacientes con falla cardíaca congestiva o hipertensos. Debe monitorearse la función hepática cuando se ha decidido su uso por tiempo prolongado.

Interacciones.

No se han comprobado interacciones medicamentosas, especialmente en los estudios clínicos realizados con pacientes que recibían concomitantemente terapia antidiabética, anticoagulantes o diuréticos. Sin embargo, debido a que nimesulida se une extensamente a proteínas plasmáticas, ésta puede ser desplazada de los sitios de unión por drogas concurrentemente administradas que se sabe afectan adversamente la hemodinamia renal.

Sobredosificación.

No se han descrito casos por sobredosis con nimesulida oral. No se dispone de un antídoto específico para el producto. En caso de sobredosis el tratamiento es sintomático y si es necesario se deben aplicar las medidas generales habituales para tratar intoxicaciones (inducción del vómito o efectuar lavado gástrico en un Centro Asistencial; administrar carbón activado o usar laxantes, según sea el caso).

Presentación.

Envase conteniendo 10 cápsulas.

¿Qué es P.R.Vademécum?