SANIDECAL-D

SANITAS

Calciterápico.

Composición.

Cada cápsula contiene: calcio carbonato 800mg (equivalente a 320mg de calcio iónico); colecalciferol 1,25mg (equivalente a 125UI de vitamina D3). Excipientes cs.

Propiedades.

El calcio es un catión que cumple diversas funciones en el organismo, siendo el hueso donde se encuentra en mayor cantidad, conteniendo más del 90% de los depósitos de calcio del organismo. Las sales inorgánicas del hueso son similares al mineral hidroxiapatita. Los cristales del hueso no son puros y contienen iones adicionales en su estructura cristalina, entre ellos sodio, potasio, carbonato y fluoruro. El contenido estable de calcio en el esqueleto es una consecuencia del efecto neto de la resorción y de la neoformación del hueso y el calcio del hueso se encuentra en intercambio constante con el de los líquidos intersticiales. Este intercambio es modificado por fármacos, hormonas, vitaminas y otros factores que influyen sobre el nivel del ion en los líquidos intersticiales y la forma en que está presente. Para mantener una concentración adecuada de calcio en el organismo se ha desarrollado un sistema de control endócrino que mantiene las concentraciones séricas de calcio dentro de límites estrechos. Las concentraciones intracelulares de calcio también son reguladas estrictamente mediante el control del intercambio del ion entre la célula y su medio ambiente y entre los compartimientos intracelulares. Estos sistemas de control corresponden a la parathormona, calcitonina y la vitamina D. El calcio desarrolla también otras funciones. Es esencial para el mantenimiento de la integridad funcional de los nervios, músculos y sistema esquelético, y permeabilidad de membranas y capilares. Es un importante activador de muchas reacciones enzimáticas y es esencial en varios procesos fisiológicos, incluyendo transmisión de impulsos nerviosos, contracción cardíaca, músculo liso y esquelético, función renal, respiración y coagulación sanguínea. Juega un rol regulatorio en la liberación y almacenamiento de hormonas y neurotransmisores. El papel fisiológico que cumple la vitamina D es un regulador positivo de la homeostasis del calcio. La vitamina D también afecta el metabolismo del fósforo en forma paralela al calcio. La principal función biológica de la vitamina D es mantener las concentraciones séricas de calcio y fosfato en rangos normales, aumentando la eficacia del intestino delgado para absorber este mineral desde la dieta. Calcitriol, la forma activa del colecalciferol, aumenta la eficiencia de la absorción intestinal de calcio de todo el intestino delgado, pero principalmente en el duodeno y el yeyuno. Calcitriol también aumenta la absorción de fósforo en el intestino, principalmente en el yeyuno y el íleo. Además tiene un efecto de feedback negativo en la producción de la hormona paratiroidea. En humanos, la forma activa del colecalciferol (calcitriol) aumenta las concentraciones séricas de calcio y fósforo, principalmente por aumentos de la absorción intestinal de calcio y fósforo. El 25 hidroxicalciferol (calcifediol) es considerado metabolito intermedio del colecalciferol. Aunque este metabolito exhibe 2-5 veces más actividad que colecalciferol en la absorción y movilización inducidas en animales (desde el hueso), esta actividad es insuficiente para afectar estas funciones en concentraciones fisiológicas. En altas concentraciones, este metabolito puede aumentar las concentraciones séricas de calcio. El colecalciferol estimula la resorción ósea y es requerido para la normal mineralización del hueso. Farmacocinética: la farmacocinética del calcio y sus sales es bien conocida. El carbonato de calcio se transforma en cloruro de calcio por el ácido gástrico. Algo de calcio se absorbe a nivel intestinal, pero alrededor del 80% es reconvertido en sales cálcicas, tales como carbonato y estearato, y posteriormente excretado. La farmacocinética de la vitamina D y sus análogos también ha sido establecida. La vitamina D y sus análogos se absorben bien a nivel del tracto gastrointestinal. La circulación es vía alfa-globulinas específicas, puede almacenarse a largo plazo en el tejido muscular y adiposo. La excresión se produce principalmente en la bilis y en las heces.

Indicaciones.

Prevención y tratamiento de estados carenciales de calcio que estén asociados a un déficit de vitamina D. Coadyuvante en la reparación de fracturas óseas. Tratamiento de la osteoporosis senil, inducida por corticosteroides o como consecuencia de una inmovilización.

Dosificación.

La dosis varía entre 600 a 1.200mg/día de calcio elemental, o sea, 1 a 2 cápsulas 2-3 veces al día. En casos severos se emplean dosis de 2.000mg/día.

Contraindicaciones.

Antecedentes de alergia o hipersensibilidad a alguno de los componentes de la formulación. Hipercalcemia. Insuficiencia renal grave, litiasis renal, hipercalciuria. Fibrilación ventricular preexistente. Ulcera gástrica. Sobredosis de vitamina D. Osteoporosis por inmovilización.

Precauciones.

En pacientes con antecedentes de cálculos renales. En tratamientos crónicos o en pacientes con insuficiencia renal leve o moderada, hipotiroidismo, hiperparatiroidismo, sarcoidosis, mieloma múltiple o metástasis es necesario controlar los niveles de calcio en sangre (calcemia) y en orina (calciuria), ya que presentan mayor riesgo de hipercalcemia. En pacientes con constipación (estitiquez), impactación fecal o hemorroides este medicamento puede exacerbar los síntomas de estos estados. En pacientes con indicación de dosis altas o tratamientos prolongados de calcio, así como en pacientes que consumen alimentos ricos en calcio, el riesgo de hipercalcemia aumentó. Uso durante embarazo y lactancia: durante el embarazo y la lactancia se ven aumentadas las necesidades de calcio y vitamina D. Si se requiere suplementación, ésta debe administrarse en un horario diferente a los suplementos de hierro y la dosis no debe superar las recomendaciones diarias (10U.I./día). El calcio se excreta en la leche materna, pero no en cantidad suficiente como para causar daño al lactante. Durante el embarazo y la lactancia se deben administrar alimentos que contengan calcio y vitamina D. El tratamiento durante estos períodos debe ser realizado siempre bajo supervisión médica.

Advertencias.

El consumo en exceso de alcohol, tabaco y café puede disminuir la absorción de calcio.

Interacciones.

Con tetraciclinas, fluoruros, hierro, cimetidina, famotidina o ranitidina no debe ser administrado simultáneamente, ya que el calcio puede disminuir la absorción de estos medicamentos. Con dosis elevadas de diuréticos tiazídicos (por ej.: hidroclorotiazida) puede producirse hipercalcemia. La administración conjunta de este medicamento puede aumentar la absorción de aluminio, magnesio o fosfato presentes en otros medicamentos (por ej.: antiácidos). El uso de medicamentos que contengan estrógenos (por ej.: anticonceptivos orales) puede aumentar la absorción del calcio.

Presentación.

Envase con 30 cápsulas.

¿Qué es P.R.Vademécum?