CIPROFLOXACINO SOLUCION INYECTABLE 200 mg / 100mL

BIOSANO

Antibiótico fluoroquinolónico.

Lea cuidadosamente este folleto antes de la administración de este medicamento. Contiene información importante acerca de su tratamiento. Si tiene cualquier duda o no está seguro de algo, pregunte a su médico o farmacéutico. Guarde este folleto, puede necesitar leerlo nuevamente.

Composición.

Cada 100 mL de solución contiene: Ciprofloxacino (como lactato monohidrato) 200 mg. Excipientes: Cloruro de sodio, ácido láctico, edetato disódico, ácido clorhídrico y agua para inyectables c.s. Vía de administración: IV.

Indicaciones.

Tratamiento de infecciones causadas por microorganismos susceptibles demostrando por antibiograma. Este medicamento está indicado en el tratamiento de infecciones de: vías respiratorias, piel tejidos blandos, huesos y articulaciones producidas por bacterias sensibles. Este medicamento exige diagnóstico y supervisión médica.

Dosificación.

El médico debe indicar la posología y el tipo de tratamiento a su caso particular; no obstante, la dosis usual recomendada es: Vía intravenosa en adultos: La dosificación oscila entre 200 y 400 mg dos veces al día, dependiendo del tipo de infección, de la gravedad de la enfermedad y de las circunstancias del paciente. La dosis podrá aumentarse hasta 3 x 400 mg en infecciones recurrentes debidas particularmente a Pseudomonas, Staphylococcus y Streptococcus pneumoniae o en aquellos casos especialmente graves donde exista riesgo para la vida del paciente. Al igual que en la fijación de la posología oral, en el caso de pacientes con fibrosis quística se considera su bajo peso corporal al determinar la dosis en la administración IV (ver Adolescentes y niños). Personas de edad avanzada: Aunque en personas de edad avanzada se encuentran niveles séricos de ciprofloxacino más elevados, no es necesario un ajuste en la dosis. La dosis se ajustará en caso de alteración en la función renal. Adolescentes y niños: Su uso no es recomendado en niños y adolescentes debido a que las fluoroquinolonas causan artropatía en las articulaciones que soportan peso en animales inmaduros. Sin embargo, se ha dado ciprofloxacino a pacientes pediátricos, con cuadros infecciosos serios que no han respondido a otros regímenes terapéuticos, como es el caso de pacientes con fibrosis quística y exacerbación pulmonar aguda. La dosis recomendada en pacientes pediátricos (5-17 años de edad) es de 10 mg/kg IV cada 8 horas (dosis máxima diaria 1.200 mg). La infusión debe administrarse durante 60 minutos. Puede emplearse también la terapia secuencial. La dosificación es como sigue: Inicialmente, 10 mg/kg IV cada 8 horas (dosis máxima diaria 1.200 mg) seguida por 20 mg/kg por vía oral dos veces al día (dosis máxima diaria 1.500 mg). Consejo de cómo administrarlo: Debe evitar tomar el medicamento con leche o derivados lácteos (yoghurt, quesos, etc.), o debe evitar el consumo de antiácidos que contengan sales de aluminio o magnesio y la ingesta de multivitamínicos que contengan hierro, zinc y calcio. Uso prolongado: Debe usarlo durante el tiempo que su médico se lo señale, respetando los horarios y las dosis.

Reacciones adversas.

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse debe acudir en forma inmediata al médico: confusión mental, mareos, alucinaciones, agitación, depresión, inusual hinchazón en la cara o brazos o piernas, pérdida de la conciencia. Otros efectos: Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo consulte a su médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: náuseas, diarreas, vómitos, dolor abdominal, dolor de cabeza, nerviosismo, erupciones en la piel.

Precauciones.

Mayores de 60 años: Los ancianos son más sensibles a los efectos adversos de los medicamentos, por lo que debe seguir las indicaciones de su médico durante el tratamiento con ciprofloxacino. Consumo de alcohol: Evite el consumo de alcohol mientras está en tratamiento con este medicamento, ya que se aumentan los riesgos de efectos adversos de ciprofloxacino. Manejo de vehículos: Este medicamento puede causar en algunas personas mareos y/o disminuir sus capacidades mentales para reaccionar frente a imprevistos. Asegúrese del efecto que ejerce este medicamento sobre usted antes de manejar un vehículo o maquinaria peligrosa o realizar cualquier otra actividad riesgosa. Embarazo: Este medicamento puede causar daño al feto; usted debe consultar al médico antes de usar este medicamento si está embarazada. Lactancia: Este medicamento pasa a la leche materna y puede afectar al lactante (causar alteraciones en los huesos). Converse con su médico la conveniencia de seguir el tratamiento o dejar de amamantar. Lactantes y niños: No se recomienda su utilización en niños menores de 18 años, ya que puede causar daño en el crecimiento de los huesos del niño, a menos que su médico lo indique. Precauciones especiales: Debe evitar la exposición prolongada al sol durante el tratamiento con este medicamento, ya que ciprofloxacino puede aumentar la sensibilidad de su piel al sol. Deberá controlarse especialmente si padece de bajos niveles de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, o tiene antecedentes de padecer epilepsia y/o demencia. Si después de unos días sus síntomas no mejoran o empeoran, debe consultar con su médico. Evite el consumo de cafeína. Usted no debe tomar este medicamento en los siguientes casos: Si ha presentado síntomas de alergia al ciprofloxacino u otros antibióticos. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes contenidos en la formulación.

Interacciones.

Medicamentos: Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: antiácidos, ácido acetilsalicílico (aspirina) u otros antiinflamatorios, diazepam, didanosina, fenitoína, foscarnet, metoprolol, pentoxifilina, piridostigmina, probenecid, quinidina, sales de hierro, sales de zinc, teofilina, ácido ursodesoxicólico, sucralfato, warfarina. Enfermedades: Usted debe consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. Alimentos: Debe evitar tomar este medicamento junto con leche o derivados lácteos.

Conservación.

Mantener lejos del alcance de los niños; mantener en su envase original, protegido de la luz, a temperaturas inferiores a los 30°C. No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

Sobredosificación.

Debe recurrir a un Centro Asistencial para evaluar la gravedad de la intoxicación y tratarla adecuadamente. Debe llevar el envase del medicamento que se ha tomado.

Presentación.

Solución inyectable 200 mg/100 mL.

¿Qué es P.R.Vademécum?