DIAZEPAM L.CH.

CHILE LAB.

Ansiolítico.

Composición.

Cada comprimido contiene: Diazepam 10 mg. Excipientes: Lactosa monohidrato, Almidón glicolato de sodio, Estearato magnesio, Colorante FD & C azul N°2, lacado, Celulosa microcristalina.

Indicaciones.

Estados de ansiedad o angustia. Tratamiento del alcoholismo. Como relajante muscular en espasmos musculares.

Dosificación.

Las dosis habituales en adultos, como ansiolítico, van de 5 a 15 mg en el día, repartidos en dos o tres dosis; estas dosis se pueden aumentar hasta 30 mg/día. Ancianos o enfermos debilitados, dar la mitad de estas dosis. Modo de empleo: Administrar por vía oral con un vaso de líquido o con alimentos. Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas. Uso prolongado: En el tratamiento de insomnio debe evitar períodos superiores a 2 o 3 semanas de tratamiento, debe seguir las indicaciones de su médico. Usted debe tomarlo solamente por el período de tiempo señalado por su médico. El uso prolongado de este medicamento causa dependencia, la suspensión del medicamento no debe ser brusca, ya que puede producir un síndrome de abstinencia caracterizado por ansiedad, agitación, temblores, insomnio.

Contraindicaciones.

No usar en caso de hipersensibilidad a la droga. Depresión no tratada. Glaucoma agudo de ángulo cerrado. Miastenia gravis. No administrar en mujeres embarazadas.

Reacciones adversas.

El uso de este medicamento puede producir algunos efectos que normalmente no requieren atención médica a menos que sean muy molestos: torpeza e inestabilidad, especialmente en pacientes geriátricos o debilitados; mareos, aturdimiento, somnolencia durante el día, hablar confuso, malestar estomacal, náuseas, vómitos, visión borrosa, pérdida de la memoria. Si se presentan otras reacciones adversas más graves mientras esté en tratamiento con este producto, acuda a su médico: Confusión y depresión mental; reacción alérgica (rash cutáneo); problemas del comportamiento, trastornos sanguíneos que se pueden manifestar por escalofríos, fiebre, dolor de garganta, ronquera, hematomas. Necesidad de incrementar la dosis.

Precauciones.

Evitar su uso en el embarazo y durante el período de lactancia. Reducir las dosis en pacientes ancianos o debilitados o en personas que padecen de insuficiencia renal, hepática o respiratoria. Para finalizar un tratamiento largo, las dosis se deben reducir gradualmente. Consumo de alcohol: Evite el consumo de alcohol mientras está en tratamiento con este medicamento, ya que se aumentan los riesgos de efectos adversos, principalmente a nivel del sistema nervioso central (dificultad para concentrarse, depresión y otros). Manejo de vehículos: Este medicamento disminuye su estado de alerta y su capacidad de reaccionar frente a imprevisto, por lo tanto evite manejar vehículos, maquinaria peligrosa o realizar cualquier otra actividad de riesgo mientras se encuentre en tratamiento con este medicamento. Lactantes y niños: Los niños son más sensibles a los efectos adversos del medicamento. El uso de diazepam en niños es posible sólo en las condiciones determinadas por su pediatra. Su uso no está recomendado para niños menores a 6 meses de edad.

Advertencias.

Use sólo por indicación y bajo supervisión médica. Puede producir somnolencia. Puede inducir dependencia.

Interacciones.

Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando, incluyendo aquellos que usted ha adquirido sin receta. Se han descrito interacciones con los siguientes productos: Antidepresivos, Antiácidos, Antihipertensivos en general, Alcohol, Antihistamínicos, Antipsicóticos, Disulfiramo, Cimetidina, Levodopa. No se recomienda su asociación con estos productos, salvo indicación del médico.

Conservación.

Mantener lejos del alcance de los niños; en su envase original, protegido del calor, la luz y la humedad. No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. Almacenar a temperatura ambiente. No repita el tratamiento sin indicación médica. No recomiende este medicamento a otra persona.

Sobredosificación.

Las benzodiazepinas son poco tóxicas cuando se ingieren solas. Síntomas de sobredosis son: confusión continua; reflejos disminuidos, somnolencia intensa; temblores, latidos cardíacos lentos, sensación de falta de aire o respiración dificultosa. En caso de aparición de síntomas de sobredosis, trasladar al paciente a un Centro Asistencial para su tratamiento.

Presentación.

Envase con 20 comprimidos.

¿Qué es P.R.Vademécum?