FLANAX®

BAYER

Comprimidos recubiertos 275 mg

Antiinflamatorio, analgésico.

Composición.

Cada comprimido recubierto contiene: Naproxeno sódico 275 mg.

Indicaciones.

Alivio de procesos inflamatorios y dolorosos de tejidos blandos y músculo-esqueléticos.

Dosificación.

1 comprimido cada 6 u 8 horas.

Contraindicaciones.

Pacientes con alergia al Naproxeno o alguno de los componentes de la formulación. Pacientes que reaccionan con crisis asmática con ácido acetilsalicílico o AINEs. Pacientes con úlcera gastroduodenal activa. Embarazadas y madres en lactancia.

Precauciones.

No tome este medicamento si usted es alérgico a alguno de sus componentes, al ácido acetilsalicílico u otros analgésicos o antiinflamatorios. No use FLANAX® si usted está embarazada o en período de lactancia. Consulte a su médico antes de tomar FLANAX® si padece úlcera péptica, hipertensión arterial o cualquier enfermedad severa del corazón, hígado o riñones. Las personas en tratamiento con hipoglucemiantes (sulfonilureas), hidantoína (antiepiléptico) o anticoagulantes cumarínicos deben tener especial precaución. Este medicamento no debe ser usado por más de una semana sin consultar a su médico. Se recomienda consultar al médico la dosis antes de administrar este medicamento a niños menores de 12 años. Para mayor seguridad de uso de este producto, consulte al químico farmacéutico. El uso prolongado de este medicamento puede producir úlcera gástrica. Si los síntomas persisten por más de 1 semana consulte a su médico. Almacenar a temperatura no superior a 30°C. No dejar al alcance de los niños.

Presentación.

Comprimidos recubiertos x 10.

FLANAX®

BAYER

Comprimidos recubiertos 550 mg

Analgésico. Antiinflamatorio. Antipirético no esteroide.

Composición.

Cada comprimido recubierto contiene: Naproxeno sódico 550 mg.

Indicaciones.

Este medicamento es utilizado en: alivio del dolor leve a moderado, tratamiento sintomático de la inflamación leve a moderadamente severa, aguda y crónica de tejidos, músculo-esquelético y blando, dismenorrea primaria y secundaria a DIU.

Dosificación.

FLANAX® se administra oralmente. El médico debe indicar la posología y el tipo de tratamiento en caso particular, no obstante la dosis usual recomendada a es: Afecciones de tipo reumático articular (osteoartritis, artritis reumatoidea, etc.), la dosis usual es 275 - 550 mg cada 12 horas. En ataque agudo de gota: la dosis usual es de 750 mg seguidos de 250 mg cada 8 horas, hasta el alivio de los síntomas. Dolor y dismenorrea: para el alivio del dolor moderado de la dismenorrea: la dosis inicial usual en adultos es de 550 mg seguido de 275 mg cada 6 u 8 horas. Se recomienda tomar FLANAX® junto con las comidas, para evitar la posible irritación estomacal. El uso prolongado de este medicamento puede acusar irritación estomacal, inflamación del hígado, problemas a los riñones y hemorragias, por lo que no debe tomar este medicamento por períodos prolongados a menos que sea por indicación de su médico. No se debe tomar por más de una semana en caso de dolor o más de 3 días en caso de fiebre, sin consultar al médico.

Contraindicaciones.

Si ha presentado síntomas de alergia a naproxeno, ácido acetilsalicílico (aspirina) u otro antiinflamatorio. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación. No debe usar este medicamento en el período inmediato a un by pass coronario.

Reacciones adversas.

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse se debe acudir en forma inmediata al médico: dificultad para respirar, con o sin hinchazón de las piernas, dolor de pecho, úlcera péptica con vómitos con sangre, heces con sangre, disminución de la función renal, aumento de la presión arterial. Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo, consulte a su médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: náuseas, diarrea, dolor abdominal, estreñimiento, dolor de cabeza, coloración amarilla de la piel o las mucosas.

Precauciones.

Ancianos: Las personas mayores son más sensibles a los efectos adversos de los medicamentos, se recomienda comenzar el tratamiento con dosis menores, por lo que debe ser indicado por un médico. Consumo de alcohol: Debe evitar tomar alcohol junto con este medicamento, ya que esta combinación puede ser muy tóxica para el hígado. Manejo de vehículos: Este medicamento puede causar en algunas personas mareos y/o disminuir sus capacidades mentales para reaccionar frente a imprevistos. Asegúrese del efecto que ejerce este medicamento sobre usted antes de manejar un vehículo o maquinaria peligrosa o realizar cualquier otra actividad riesgosa. Embarazo y lactancia: Debe consultar al médico antes de usar este medicamento si está embarazada o amamantando. Lactantes y niños: No se recomienda su uso en niños menores de 2 años, a menos que su médico lo indique. Este tipo de medicamentos interfiere en la coagulación de la sangre, por lo que se recomienda que deje de tomarlo por lo menos tres días antes de someterse a algún tipo de cirugía. Debe evitar la exposición prolongada al sol durante el tratamiento con naproxeno, ya que este medicamento puede aumentar la sensibilidad de su piel al sol, provocando la aparición de manchas rojas. Usted debe consultar a su médico antes de usar este medicamento si tiene o ha tenido alguna enfermedad al corazón (como angina de pecho, infarto agudo al miocardio, insuficiencia cardiaca). Debe comunicar a su médico si sufre o ha sufrido problemas de sangrado gastrointestinal o úlceras estomacales.

Interacciones.

Debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: Acido acetilsalicílico, antiácidos, propanolol, ciclosporina, ciproflaxacino, prednisona, furosemida, hidroclorotiazida, metrotrexato, morfina, penicilinas, probenecid, ácido valproico y sales de litio. Usted debe consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece asma, trastornos gastrointestinales, coagulopatías, hemorragias, diabetes Mellitus, lupus eritematoso sistémico, anemia, epilepsia, enfermedad de Parkinson, cálculos renales.

Conservación.

Mantener lejos del alcance de los niños, mantener en su envase original, protegido del calor, luz y humedad a temperaturas inferiores a los 30°C. No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

Sobredosificación.

Los síntomas de sobredosis corresponden a una intensificación de los efectos adversos descritos, tales como: náuseas severas, vómitos, dolor de cabeza, confusión. Debe recurrir a un Centro Asistencial para evaluar la gravedad de la intoxicación y tratarla adecuadamente. Debe llevar el envase del medicamento que se ha tomado.

Presentación.

Comprimidos recubiertos x 10.

¿Qué es P.R.Vademécum?